Hungría 1952-1954

Con permiso de Lama me gustaría inaugurar una sección en el blog para el recuerdo de los equipos que no llegaron a alcanzar la gloria pero deben ser recordados tanto como los campeones. Estamos a pocas horas de que llegue la final de la Eurocopa y España está a un paso de alcanzar la gloria, pero qué pasaría si perdiera. Me he acordado de la tan mencionada frase de que en el fútbol lo que cuenta es ganar, que nadie se acuerda de los segundos. Pues eso es lo que precisamente quiero evitar, el olvido de los segundos. Y qué mejor equipo para recordar que aquella Hungría subcampeona del mundial del 54.

Antecedentes
El 13 de junio de 1925, la FIFA decidió modificar la norma del fuera de juego para dotar al juego de más goles. Hasta entonces la norma decía que eran necesarios tres defensores entre la línea de meta y el atancante para que éste no incurriera en fuera de juego. Esto hacía que fuera muy sencillo hacer caer al atacante en fuera de juego, lo que obligaba a que el juego se basara en regateadores más que en juego combinatorio. Con el cambio, sólo eran necesarios dos defensores en lugar de tres para romper la situación de fuera de juego. Más tarde se demostraría que contrariamente a lo esperado, este cambio redujo el número de goles que se anotaban en los partidos, ya que dio lugar a la guerra táctica en el campo. Es al inglés Chapman a quien se le atribuye la invención de la WM a principio de los años treinta. Era el primer sistema de juego que buscaba evitar recibir goles más que marcarlos. Tres defensas marcadores, cuatro centrocampistas dispuestos en cuadrado mágico y tres puntas, conformaban este sistema que se impuso en la mayoría de equipos del mundo. Si bien ya en 1950, Uruguay sorprendió a Brasil con una variante del sistema adelantando la posición de uno de los centrocampistas, no fue hasta la Hungría de Gustav Sebes y su 4-2-4 la que acabó definitivamente con la WM. En 1952, Hungría se proclamaba campeona de los juegos olímpicos, pese a tratarse de un campeonato amateur, éste sería el germen de uno de los mejores equipos de la historia.

El asalto de Wembley
Tras la victoria magiar en los Juegos olímpicos del 52, los ingleses les invitaron a jugar un partido en Wembley para demostrar su superioridad ante el campeón amateur. Poco conocían los ingleses del juego húngaro ni de sus jugadores. No les hacía falta, ellos habían inventado el fútbol y nunca habían perdido en Inglaterra frente a un equipo no británico. El 25 de noviembre de 1953 se disputó en Wembley uno de los partidos más recordados de la historia. La descarada selección húngara humilló a Inglaterra por 3-6. En Inglaterra nunca nadie había visto un juego como aquel. Hasta los números de los jugadores engañaron a los ingleses. Acostumbrados a marcar al hombre, y desconociendo a los húngaros, equivocaron las marcas creando el desconcierto en la zaga. Así el central inglés Harry Johnston marcó al número 9 húngaro With Hidegkuti, sin saber que era centrocampista y no el delantero centro. Dejaron sin marcar al 8 y al 10, pensando que eran los interiores en lugar de los dos delanteros centro, Puskas y Kocsis. El novedoso sistema de juego, el desconcierto en las marcas y la habilidad de los húngaros provocó la mayor debacle del fútbol Inglés. Tras el partido, sir Bobby Robson declaró: "Vimos un sistema de juego, un estilo de juego que no había sido visto antes. Ninguno de esos jugadores significaba nada para nosotros, no conocíamos nada acerca de Puskas. Todos esos fantásticos jugadores eran hombres provenientes de Marte para nosotros. Ellos vinieron a Inglaterra, donde nunca los ingleses fueron derrotados, debía haber sido un 3-0, 4-0 puede que un 5-0 a la selección de un pequeño país que estaba empezando en el fútbol europeo. Ellos llamaban a Puskas el comandante galopador porque staba en el ejército. ¿Cómo podía este chico que estaba haciendo el servicio militar en el ejército húngaro venir a Wembley y derrotarnos? Pero la forma como jugó, su brillante técnica y su pericia. Nuestra WM fue destruida en 90 minutos de juego. El partido tuvo un profundo efecto, no sólo en mí, si no en todos nosotros. Sólo con este partido cambió nuestra forma de pensar. Pensábamos que íbamos a arrollarlos, Inglaterra en Wembley, nosotros los maestros y ellos los alumnos, fue justo al contrario."



Por cierto, el tercer gol de Hungría, obra de Puskas es uno de los mejores goles de la historia del fútbol. Es impresionante el recorte que hace en el área pequeña antes de fusilar al portero. Según las estadísticas, los húngaros tiraron 35 veces a puerta por 5 los ingleses. Al acabar Wembley en pie ovacionó a los húngaros.

Anotadores:
England: 13' Jackie Sewell 1-1, 38' Stanley Mortensen 2-4, 57' Alf Ramsey 3-6
Hungary: 1' (90 seconds) Nándor Hidegkuti 0-1, 20' Nándor Hidegkuti 1-2, 24' Ferenc Puskás 1-3, 27' Ferenc Puskás 1-4, 50' József Bozsik 2-5, 53' Nándor Hidegkuti 2-6

Asistencia: 100 000 spectators

England: Gil Merrick (Birmingham City) - Alf Ramsey (Tottenham Hotspur), Bill Eckersley (Blackburn Rovers) - Billy Wright (Wolverhampton Wanderers) (c), Harry Johnston (Blackpool), Jimmy Dickinson (Portsmouth) - Stanley Matthews (Blackpool), Ernie Taylor (Blackpool), Stan Mortensen (Blackpool), Jackie Sewell (Sheffield Wednesday), George Robb (Tottenham Hotspur) Entrenador: Walter Winterbottom

Hungary: Gyula Grosics (Honvéd) (sub (76 mins.) Sándor Gellér (MTK Hungária FC)) , Jenő Buzánszky (Dorog), Mihály Lantos (MTK Hungária FC), József Bozsik (Honvéd), Gyula Lóránt (Honvéd), József Zakariás (MTK Hungária FC), László Budai (Honvéd), Sándor Kocsis (Honvéd), Nándor Hidegkuti (MTK Hungária FC), Ferenc Puskás (Honvéd), Zoltán Czibor (Honvéd) Entrenador: Gusztáv Sebes

Seis mese más tarde, los ingleses tuvieron la oportunidad de obtener la revancha pero cayeron 7-1 en Budapest.


Los mágicos magiares
Tras esta humillación a Inglaterra, llegó el mundial de Suiza 54. El primer mundial jugado en Europa tras la segunda guerra mundial se jugó en el país neutral por excelencia, Suiza. Como favoritos llegaban Uruguay las dos finalistas de la anterior edición, la campeona Uruguay y Brasil. Hungría pasó la fase de grupos con brillantez, ganando 9-0 a Corea del sur y 8-3 a Alemania Federal. En cuartos de final se deshizo con facilidad de una de las favoritas, ganando 4-2 a Brasil.



En semifinales, el no va más, 4-2 a la campeona Uruguay con dos goles de Kocsis en la prórroga.



Llegó la gran final contra Alemania Federal. La misma a la que ya habían ganado 8-3 en la fase de grupos. Después de estar invicta desde mayo de 1950, habiendo conseguido 27 victorias y 4 empates en 31 partidos, Hungría cayó derrotada sorprendentemente ante Alemania por 3-2, remontando el 0-2 inicial de los húngaros. Fue el principio del fin de la gran Hungría y el primer título para Alemania.

Anotadores:
6' Puskas 0-1. 8' Czibor 0-2. 10' Morlock 1-2. 18' Rahn 2-2. 84' Rahn 3-2.

Asistencia: 60.000

Alemania Federal:1 Turek, 3 Posipal, 6 Liebrich, 15 Kohlmeyer, 20 Eckel, 16 Mai, 11 Helmut Rahn, 10 Max Morlock, 13 Ottmar Walter, 7 Fritz Walter, 20 Hans Schaeffer. Entrenador: Sepp Herberger
Hungría: 1 Grosicks, 2 Budazanski, 5 Lorant, 4 Bodsik, 8 Zakarias, 13 Joszef Toth, 11 Sandor Kocsis, 10 Nandor Hidegkuti, 9 Ferenc Puskas, 14 Zoltan Czibor. Entrenador: Gustav Sebes.



Fin de una era
La revolución húngara de 1956 hizo que muchos de sus jugadores emigraran del país y nunca más volvieran a vestir la zamarra magiar. Kocsis jugaría un año en suiza para recalar en 1957 en el FC Barcelona donde jugaría 8 años más. Puskas, la gran etrella de la selección, marcharía al Real Madrid donde se convirtió en una de las leyendas del club blanco, marcó 512 goles en los 529 partidos que jugó con el Kispest y el Real Madrid. Como internacional anotó 84 goles en 85 partidos con hungría, cifra que no pudo aumentar en sus cuatro partidos con la selección española. Czibor ficharía por la roma en 1956 y dos años más tarde, compartió destino con su excompañero de selección Kocsis en el Barcelona. También jugaría en Espanyol, Basilea y Austria de Viena.

Escrito por

Ni 'analista', ni 'parabólico', ni 'especialista', ni 'experto', ni 'periodista'. Me gusta hablar de fútbol y ya está. Opino y comparto.

5 toques de...:

"Lama" dijo...

Con la de veces que se califica a un equipo como "el Brasil del 70" y las pocas veces que se recuerdan a estos húngaros.
Cambiaron el fútbol y se fueron sin premio alguno... ahora vemos su selección y nos frotamos los ojos.


Saludos

Anónimo dijo...

Hemos creado un Foro para que todos podamos Hablar de fútbol, de baloncesto, de todos los deportes, sin dejar a un lado la politica, el cine, la literatura, etc. Registrate, seremos muchos dentro de muy poco. Espero que tengamos muchos usuarios dentro de poco. La direccion http://futbolmundial.activoforo.com/index.htm, espero que pasemos grandes momentos.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Simplemente la mas grande seleccion de todos los tiempos, lo que representa el futbol ataque, que lastima que no se le recuerde tanto imaginen un partido entre la mitica hungria del 54 y el brasil campeon del mundo del 58 con garrincha y pele...

saludos

simple dijo...

Si que bonito recuerdo la de estos Húngaros, exepcional, le ganaron a todos y fue una gan pena que no se llevaran el trofeo mundial.
Una pregunta ¿que paso con esta seleccion que no gano? ya que ellos siempre en el mundial del 54 ganraon por mas de 3 ó 4 goles...
alguna hipotesis....

ZEDRIC dijo...

Recomiendo a cualquier aficionado que se descargue algún partido de esta selección. Jugaban como los grandes equipos actuales. Bozsik era una especie de Xavi de la época. Toques rápidos, precisión, velocidad, intercambios de posición...Me gusta ver partidos antiguos y os aseguro que Hungría jugaba en 1954 mejor que el 99% de los equipos en 1974. Fueron unos adelantados a su tiempo.

 

© 2013 Uno o dos toques. Todos los derechos reservados. Diseñado por Templateism

Back To Top
Google+