El medio que justifica el fin

por | 17:02:00
Recuerdo aquellos meses, mayo y junio de 2006, semanas antes previas a la disputa del Mundial de Alemania en el que una vez más, España contaba con un gran grupo de jugadores que habían logrado la clasificación de una manera un tanto inesperada en cuanto a potencial, pero que una vez más allí estaba.

El debate se centraba en como encajar a Villa, Torres y Raúl en una delantera que podía causar estragos, pero en el que, quizás, los tres jugadores daban sus mejores prestaciones en el mismo puesto, algo difícil de montar.
El periodo clasificatorio se optó por ir rotando a dos jugadores de los anteriormente citados con un hombre de banda puro, como fueron Joaquín o Luis García en la mayoría de ocasiones.
La suerte que tuvo España fue que cayó en un grupo en el que el pase era muy asequible (Ucrania, Túnez y Arabia Saudí) por lo que, hablando claramente, contaba con tres partidos más para prepara el cruce de octavos.

Y llegó el primer partido ante los ucranianos liderados por el temible Shevchenko, y con ello se desató la locura. España goleó por 4-0 haciendo un partido realmente espectacular en el que hubo goles de todos los colores. Se bautizó como "la España del tiki-taka" por la importancia en el juego de los mediocentros que circulaban el balón a velocidad de vértigo.
El resto de la participación de España en este Mundial sigue la estela de sus últimas participaciones en fases finales, salvo que esta vez, ni tan si quiera llegó a cuartos.

Para mí este partido fue clave en la historia reciente del fútbol español. Desde que tengo uso de razón, las selecciones potentes tenían un sello en su juego: Brasil era la cuna de los fantasistas, Francia de los elegantes, Argentina la de jugadores agresivos (en el buen sentido del término aplicado al fútbol), Alemania la constancia, Italia la defensa y España... ¿la furia?. Sinceramente nunca entendí este término para definir alguna virtud del juego ¿quería decir que España tenía que salir enfadada a jugar? ¿Qué hasta que no se sentían ofendidos en el juego no daban lo mejor de sí? No sé, nunca lo llegué a comprender...

Pero como os digo a partir de ese partido, pese a que el resultado final no fue muy bueno, parecía que Aragonés había dado con la tecla, con el sistema con el que España era la mejor en algo y de la que cuando perdía, vendía bastante cara su derrota: la posesión y circulación de balón a gran velocidad.
Esta España ha juntado a cuatro jugadores de un toque excelente: Cesc, Silva, Iniesta y Xavi; pero es que además los "escuderos" Senna y Xabi Alonso, tampoco son cojos y tiene también aptitudes para no desentonar en este centro del campo.

A partir de esta "revelación", Aragonés ha ido adaptando de manera paulatina este sistema de juego hasta que en los partidos previos tenía la maquinaria bien engrasada.
El resultado lo habeis visto en esta Eurocopa, seis partidos jugados, cinco victorias, un empate, doce goles a favor, tres en contra y un trofeo que está ya en casa. Cuenta con el máximo goleador del torneo, Villa con cuatro goles, el segundo portero menos goleado Casillas (que le valió el pase ante Italia) y con el mejor jugador del torneo (que además representa lo que quiero contar) en Xavi.

Los que me conocen un poco más, saben que no soy un entusiasta de la selección española, pero no se puede negar lo evidente, y es que no recuerdo a una selección haber ganado un torneo con la autoridad en juego con la que lo ha hecho España, y por ello creo que bien se merecía estas líneas.
Sobre todo por Luis Aragonés, que me parece el gran artífice de haber creado este equipo, haber fortalecido un grupo que a niveles inferiores lo ha ganado todo y haber concienciado a los jugadores de que de esta manera se podían ganar títulos. Ahora se marcha por la puerta de atrás, por más que la gente que antes le ha criticado ahora le tire rosas, pero si, finalmente se va a Turquía a entrenar al Fenerbahçe, se irán con él las dos Eurocopas del fútbol español: la que ganó en 1964 (aunque no llegó a jugar) y la que consiguió ayer en Viena.

Felicitaciones a todos los que han podido ver aunque sea un partido de España, y gracias a Aragonés por darle una identidad al juego de España
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal