Son como Pimpinela

por | 17:54:00
No quiero engañaros, hoy quería escribir más tarde, con toda la jornada de Champions acabada, porque si los partidos de hoy son tan buenos como los de ayer en cuanto a juego y goles, vamos a disfrutar como enanos (quizás le dediqué un podcast), pero haciendo mi habitual repaso por el mundo de las RSS he visto una noticia que me ha llamado la atención y ha eclipsado todo lo bueno que tenía en mente.

Resulta que ayer (no sé cómo estará el tema con el desfase horario) Riquelme hizo oficial su renuncia a la selección argentina. Creo que todos recordareis que hace un tiempo también dejó de ir a la selección por temas más personales pero esta vez ha dejado claro que es por desavenencias insalvables con Diego Maradona y claro, uno lee esto y no puede dejarlo pasar.

Desde la lejanía y por la poca información que manejo, imagino una historia (salvándo las distancias, para que nadie se ofenda) paralela a la figura de Raúl en España. Al igual que el legendario delantero blanco, Román no deja indiferente a nadie, o se le ama o se le odia. Un jugador excelente en el plano técnico y táctico pero muy difícil en el vestuario y hasta en el propio club. Un cacique tranquilo que necesita que todo este a su gusto para desplegar su juego... y claro si Riquelme es un seguro en el campo y idolatrado en la grada, se puede "tolerar" todo lo anterior.

En su anterior retiro, el enganche alegó que no le gustaba la presión a la que se le sometía tanto a él como a su familia cada vez que defendía los colores de la albiceleste. Una época difícil para Argentina en el que su nombre siempre aparecía en la lista de culpables cuando no se cumplía en las grandes ocasiones.
Pero volvió y dio muestras de que su matrimonio con la nacional volvía por el camino que había mostrado en otras épocas.

La noticia ha saltado hoy, cuando ha declarado que renuncia a la selección por que no tiene una buena conexión con Maradona. Cosas como que "se enteraba de las convocatorias por la tele" dan muestras de una relación muy poco fluida y hace que me lleva las manos a la cabeza.

La respuesta a esta pregunta es sencilla: si ya hemos hablado de la personalidad egocéntrica de Román, que decir de Diego, rebelde, crudo y que no se casa con nadie. Ha demostrado ("borro a Riquelme de mi lista para el Mundial" ha dicho en respuesta) que a la hora de conseguir su sueño, campeonar con Argentina en el Mundial, no va a casarse con nadie. Hace unos días fueron unas declaraciones incendiarias contra Bilardo y hoy esta respuesta a su ojito derecho ("El diez no es ni para Agüero ni para Messi, es para Riquelme").

Ahora vendrá la pregunta, en frío y desde la lejanía ¿quién pierde más en este divorcio?¿Argentina o Riquelme?
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal