Los defensas más caros de la historia

por | 22:18:00
Seguimos recordando los pases más caros del fútbol mundial línea por línea. Hoy es el turno de los defensores, un puesto que no cuenta con el mismo cartel que otras posiciones más adelantadas, pero que igualmente, pueden ser decisivos a la hora de lograr victorias.

Rio Ferdinand

El United pagó 42 millones de euros al Leeds.
El central era uno de los jugadores más interesantes de aquel Leeds que sorprendió en las Champions de finales de los noventa y vio el interés de los Diablos Rojos su oportunidad para seguir disputando grandes partidos europeos. Pero el Leeds forzó para, cuanto menos, dejar llena su caja ante la pérdida de su baluarte.
Ahora Rio es el capitán del campeón de Europa y el Leed lucha por volver a la Premier League.




Liliam Thuram

La Juventus se hizo con el galo por 33 millones de euros pagados al Parma
Llegó a Parma (junto a su compatriota Pedrós) como un buen central y se convirtió en uno de los defensores más completos de Italia en poco tiempo. La Juve, buscando fortalecer su retaguardia tuvo que pagar lo que el Parma, que como contamos en el capítulo anterior, veía como perdía estrellas, pidió por él.
Como juventino Thuram siguió su progresión y durante mucho tiempo fue considerado uno de los mejores centrales del mundo, gracias a su físico envidiable y su dureza como marcador.


EDITO: Pepe, el central del Real Madrid estaría en este puesto, ya que el Madrid pagó 30 millones al Oporto. Gracias Héctor por el apunte.


Ricardo Carvalho

El Chelsea abonó 28,5 millones de euros en al cuenta bancaria del Oporto
El equipo londinense había contratado al entrenador de moda en Europa, Mourinho, quien solicitó rápidamente rodearse de hombres de su confianza para hacer del Chelsea un campeón. Uno de ellos fue el central ruso que había destacado tanto en la liga portuguesa como en la Champions que a la postre, ganó.
El Oporto se está especializando en sacar mucho dinero de sus estrellas gracias a casos como el de Carvalho, en el que el Madrid y el propio Chelsea se pusieron a pujar por él hasta llegar a estas cantidades.


Alessandro Nesta

El Milan se hizo con sus servicios pagando 27,4 millones de euros a la Lazio.
En Roma había despuntado desde muy joven y era una de las peritas en dulce del mercado verano tras verano, mientras que el equipo lacial aguantaba como buenamente podía las ofertas mareantes que recibía por el joven central. Hasta que el equipo de Berlusconi necesitó un heredero de Baresi, un relevo para Costacurta y un compañero para Maldini en la zaga rossonera e hizo una oferta irrechazable para los romanos poniendo más de veintisiete millones de euros en la mesa del equipo y la posibilidad de jugar en un histórico europeo para el jugador (más un buen sueldo, para que engañarnos).


Sergio Ramos

El Real Madrid pagó los 27 millones de la claúsula al Sevilla.
España es de los pocos países (por no decir el único) en el que un jugador puede romper de manera unilateral su contrato con un equipo en cualquier momento abonando al equipo una cantidad estipulada. Así que una vez acordado sus emolumentos, el equipo blanco pagó la claúsula del jugador sevillano para hacer de él, el nuevo Fernando Hierro.
Mucha controversia trajo este traspaso, puesto que se consideraba una cantidad excesiva para un jugador que no había disputado ni cincuenta partidos en Primera, pese a que había mostrado una proyección increíble. El tiempo dio la razón al Madrid.


También quiero citar otros defensas por los que se pagó mucho dinero que no entran en el top cinco como Samuel (de la Roma al Madrid por 24 millones), Cannavaro (del Parma al Inter por 21 millones), Woodgate (del Newcastle al Madrid por 19 millones), Paulo Ferreria (del Oporto al Chelsea por 19 millones) y Zambrotta (de la Juve al Barça por 14 millones). Como nexo común de estos cinco últimos, quizás salvo Cannavaro (y tampoco por mucho) ninguno de esto jugadores volvió a demostrar el nivel por el que se llegó a pagar tanto dinero por ellos.


ACTUALIZACIÓN 2013



 
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal