Escenarios míticos: Atocha

por | 16:55:00
Después de volver a la normalidad recuperando a la leyenda para el viernes, debo hacer lo mismo con la entrada clásica de los domingos, la que nos trae trocitos de historia enclaustrados en algún estadio de fútbol.

El campo que protagoniza la entrada de hoy, como ya ocurrió con Sarriá, fue demolido unos pocos años después de que cesara su aportanción como templo y casa de la Real Sociedad. El estadio no es otro que Atocha.

Atocha fue construido en 1913 y fue el segundo campo en la dilatada historia del equipo txuri-urdin. Después de varias remodelaciones su capacidad fue de diecisiete mil espectadores y fue así hasta que ochenta años después, en 1993, la Real decidió que necesitaba un campo más grande para satisfacer a la cada vez más numerosa hinchada realista.

Pero lo que no ha podido incrementar el moderno estadio de Anoeta es el aroma a fútbol que se respiraba en las tardes de domingo. El tener a los fieles a escasos metros del campo y esa forma de clásico campo inglés.
Debido a la meteorología norteña, el cespéd casi siempre húmedo (por no decir embarrado) era un factor al que los jugadores locales sacaban partido.
Campo pequeño, público "encima" del campo, terreno pesado... hacían de Atocha un factor decisivo para que la Real sumara puntos importantes.

Sus mejores años los vivió en la primera mitad de los ochenta, cuando una Real que contaba con jugadores de una entrega y calidad increíble ganó dos ligas de maneras consecutivas.

Llegué a ver muy poco de Atocha, pero siempre me pareció un campo especial...


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal