Escenarios míticos: La Corregidora

por | 16:01:00
En plena fiebre por la selección española debido a sus buenos resultados en la Eurocopa de Austria y Suiza, he decidido que la entrada de hoy dedicada a un estadio con historia, sea para uno de los templos sagrados para al afición española. El campo no es otro que La Corregidora de Querétaro.

El estadio de La Corregidora es un campo relativamente joven, ya que no fue hasta 1983 con motivo de la concesión a México de un nuevo Mundial (ya había albergado uno en 1970) cuando el gobernador Camacho Guzmán quiso que la ciudad tuvier un campo de fútbol acorde con el acontecimiento del que iba a ser sede, que pudiera ser un edificio representativo y que un equipo local usara como campo donde disputar sus partidos.

La arquitectura de la Corregidora es muy parecida a la del estadio Azteca: forma ovalada y tres niveles de gradas totalmente cubiertos, siendo el segundo nivel de palcos y plateas. Tiene una capacidad de 35.575 localidades distribuidas en estos tres niveles.
El nombre tan peculiar del estadio se le otorgó de manera popular. Josefa Ortiz de Domínguez fue una de las heroínas nacionales en el proceso de la independencia mexicana y fue también la esposa del Corregidor de Querétaro, por lo que era conocida por sus vecinos como "La Corregidora".

¿Por qué es este estadio mexicano tan querido por la afición española? Porque fue aquí donde la desvelada hinchada de la Roja cantó los cuatro goles que Emilio Butragueño le marcó a una de las selecciones que mejor juego había practicado en aquel Mundial del 86, la Dinamarca de un jovencísimo Michael Laudrup o de Morten Olsen, partido que acabó con la victoria de España por 5-1.
Debido a la diferencia horaria el partido se disputaba en al madrugada de la península, por lo que imagino que fue una noche especial para los millones de seguidores que interrumpieron su ciclo de sueño para poder ver el partido por televisión.

Pero no todas la anécdotas de este estadio son alegres (que se lo pregunten a los daneses, que nunca dieron tanto de que hablar por su fútbol en un Mundial como en aquella ocasión) ya que para el fútbol mexicano pesa una leyenda negra en torno a este campo.
Y es que tras el Mundial del 96 todo equipo mexicano que ha elegido el campo de la Corregidora ha acabado descendiendo e incluso desapareciendo al cerrar la temporada.

Cobras de Querétaro jugó como local en la corregidora en el 87, temporada en la que bajó de categoría y desapareció. El Atalante, que huyó del Distrito Federal para buscar una hinchada más fiel, tuvo la "suerte" de parar en la Corregidora en 1990, temporada que cerró con un descenso.
El equipo local de Querétaro también probó un poco de esa mala suerte cuando en 1994 usó la Corregidora como campo en el que jugar sus partidos de local y también acabo el años bajando de categoría.
Después los TM Gallos Blancos también bajaron cuando fueron los huéspedes de la Corregidora en 1995 y se sumaron a las Cobras al desaparecer también como club de fútbol.
Para cerrar este ciclo de descensos, no hay que remontarse muy lejos, ya que en 2007 unos nuevos Gallos Blancos de Querétaro (que hicieron 18 postes en los partidos que jugaron como local) acabaron la temporada en direcció a la división de plata.

Sólo el Querétaro pudo salvar esta suerte en la temporada 2002/2003, pero perdiendo la friolera cantidad de 21 partidos como locales.

Una leyenda urbana dice que el campo está construido sobre un antiguo cementerio... ¿serán los espíritus que no han alcanzado el descanso eterno los responsables de tan mala suerte?


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal