Divertirnos hablando de fútbol

Táctica, torneos, grandes, o no tan grandes, equipos, leyendas o quienes van camino a serlo. Queremos escribir de todo.



Blog

Chau Román

El año 2007 no empezó bien para Román Riquelme. El jugador es auto excluyó del equipo días antes después de un desencuentro con su por aquel entonces entrenador Manuel Pellegrini. La gestión del día a día del argentino siempre fue un punto exigente para sus entrenadores y pocos han sido los que han sabido mantener el equilibrio entre la exigencia y la molestia con Riquelme.
Aquel arranque de año supuso otra muestra de cómo trabaja el Vila-real, cerrando al jugador que debía sustituir a su emblema en los últimos años con un jugador semi desconocido en Europa como lo era Mati Fernández antes de dar salida al Enganche.

Volviendo a Riquelme, salir del Vila-real supuso su vuelta a Boca, su casa y el único equipo que puede presumir de haber visto lo mejor de él. Tal fue la ilusión con que Román volvió al azul y oro que unos meses después el equipo ganó la Libertadores con una participación capital del 10 en su consecución más allá de los ocho goles que consiguió en el torneo.


Aquel enero de 2007 no sólo fue el fin de la aventutra europea de Riquelme, fue curiosamente el punto de partida de este blog. Tal día como hoy pero hace ya ocho años comencé a escribir en este blog. A lo largo de estos ocho años esta bitácora ha tenido múltiples aspectos pero el mismo objetivo: divertirnos hablando de fútbol. Como Riquelme, también contamos con compañeros que ayudaron mucho en este camino.
Ayer Riquelme anunció que dejaba el fútbol. Casi coincidiendo con este aniversario. Muchos de los que han hecho parte de este camino con nosotros pensaran que nos retiramos antes que Riquelme, por aquello de no dar tantas actualizaciones como un blog en activo merece, pero seguiremos, seguiré, a mayor o menor ritmo, pero con las misma ganas con las que Riquelme jugó hasta que quiso.






Leer más...

Cambio de tendencias bajo palos

El fichaje de Víctor Valdés por el Manchester United ha abierto algunos debates de interés moderado: ¿Es acertado contratar a un portero de primer nivel justo cuando tu titular está en su mejor momento? ¿Cómo gestionar el ansia de un meta que necesita con urgencia minutos y no se los puedes garantizar? Y ya en el apartado de la rumorología ¿Es un primer paso hacia la venta de De Gea en el momento en el que más dinero puede sacar por él con un sustituto ya atado?
Un cúmulo de preguntas que pueden llegar a un nexo de unión más que interesante: una nueva gestión de las porterías entre los grandes equipos del Viejo Continente.


No sólo el United cuenta en estos momentos con dos porteros de primer nivel (más allá de la edad de Valdés, contamos con que no haya bajado un ápice su capacidad). Hace unos meses el Real Madrid contaba con Casillas y Diego López y sustituyó al gallego por el portero más efectivo del curso pasado en la Liga, Keylor Navas, que rubricó el curso con un Mundial excelente. La salida del propio Valdés también provocó que el Barcelona contratara a dos porteros de nivel similar: Bravo y ter Stegen, un veterano conocedor de la Liga y un joven señalado a ser de lo mejor de la posición en breve.
También el Atlético, con la vuelta de Courtois a Londres, reformó su portería con un perfil parecido al del Barcelona: un jugador familiar para la Liga como Moyá y uno de los porteros más destacados de la pasada temporada como Oblak.


Siguiendo la estela de Courtois, el Chelsea contaba con Cech en un momento de forma altísimo y refuerza la posición con uno de los mejores del mundo en su posición como lo es el portero belga. También el City hizo una moviento similar incorporando a Willy Caballero, portero de confianza de Pellegrini y en el mejor momento de su carrera, aunque en un claro movimiento de presión para Joe Hart que, parece, ha hecho espabilar al inglés. Hasta podríamos hablar de una tendencia similar en el Bayern de Munich con Manuel Neuer y la incorporación de Pepe Reina, acostumbrado al banquillo pero no por ello alejado de la tensión competitiva cuando le ha tocado jugar (aunque haya vivido una complicada lesión en su estancia en Munich).

 
Lejos parecen los días en los que la rotación bajo palos era menos exigente y los grande equipos centraban sus esfuerzos en contratar al mejor portero posible y era un portero de la cantera o de perfil medio quien calentaba el banquillo con la esperanza de jugar las primeras rondas de la Copa y, sin desar ningún mal, estar preparado para cuando el titular se lesionara o fuera expulsado. Claro que este cambio no es más que producto del aumento de partidos al año que ahora disputan los grandes equipos y la planificación para ser competitivos desde agosto hatsa mayo.


Leer más...

¿Qué significaría que Neuer ganase el Balón de Oro?

Aunque cada año lo que rodea a la entrega del Balón de Oro aburre y sobrecarga cada vez más, es difícil no dedicarle alguna reflexión a la entrega del galardón individual más relevante en el mundo del fútbol. Un trofeo del que ya hemos comentado alguna vez que está demasiado 'europeizado', tanto como la capacidad de los grandes equipos del Viejo Continente para captar el mínimo resquicio de talento que surja más allá de su territorio.

Pero este año es especial. No por la presencia de Cristiano Ronaldo y Messi entre la terna de finalistas, algo que hasta que se retiren, si no bajan de forma excesiva, será lo habitual, sino por la elección de Manuel Neuer como uno de los tres mejores jugadores del mundo durante el año que hace unas horas que nos dejó. En un mundo del fútbol de élite donde el juego ofensivo, los goles concretamente, tienen un peso tan grande en cada análisis medianamente serio, los jugadores de corte defensivo y los porteros paracen 'los malos de la película' en cuanto a que su buen hacer se liga, de forma equivocada, a lo que va en contra del espectáculo.
Y es que desde que Lev Yashin ganase el Balón de Oro en 1963 sólo tres porteros más han conseguido colarse en el podio del premio, primero por votación de medios especializados y, desde 2010, por capitanes y entrenadores de selecciones nacionales. Dino Zoff en 1973, Oliver Khan en 2002 y Gianluigi Buffon en 2006. 
Porque si estamos cansados de oír hablar de aquello de que los porteros son jugadores especiales, lo son mucho más si ligamos esta posición a un galardón individual. Los porteros que han logrado ser tomados en cuentan no lo consiguieron gracias a una irrupción inesperada en la élite sino tras varias temporadas en ese nivel.
Neuer alcanza la nominación con 28 años, junto a Buffon, los más jóvenes entre los porteros que han aparecido entre los tres mejores del año.

Si bien el patrón que ha llevado a Neuer a colarse en la final del Balón de Oro es el mismo que el de sus otros colegas bajo palos en, digamos, el fútbol moderno: las buenas temporadas previas ya mentadas junto a un hito importante con su selección. Kahn fue finalista en 2002 y principal responsable de que Alemania alcanzase la final y Buffon ganó el Mundial en 2006 siendo pilar junto a Cannavaro (a la postre ganador) del sistema defensivo del campeón.
La diferencia que marca Neuer con respecto a Kahn y Buffon es que no sólo destaca por el carácter defensivo de su rol en el campo sino que también ha tenido importancia como parte del juego de ataque de su equipo.




Tampoco ha sido Neuer el primer portero con salidas llamativas, pero quizás sí el que las haga con un resultado que le ha dado más continuidad a la posesión efectiva de su equipo. Hablar de Neuer en el Bayern es hacerlo, literalemente, del primer atacante y del último defensor del equipo. Un activo sin el que tal vez sea más complicado explicar el sistema de juego que desarrolla actualmente su equipo. Sin él, el juego del Bayern no sería peor, pero sí diferente, distintas formas de empezar a jugar o de cerrar al equipo cuando por la acumulación de pases pueda desequilibrarse.

Por esto, la hipotética concesión del Balón de Oro a Neuer no vendría a decir que Cristiano Ronaldo o Messi sean jugadores menores, a no tener en cuenta un año donde han sido mejores que el resto, sino a premiar el impacto y cambio de rol dentro de un equipo de élite. Una pequeña evolución en una posición para los que muchos piensan que está todo inventado.
Leer más...

Mi once ideal de la UEFA 2014

Desde hace algunos días la web de la UEFA invita a los aficionados a elegir al equipo ideal del año. Cuando hablamos de un año en el que se ha celebrado un Mundial quizás sea injusto enfocar un once ideal sólo teniendo en cuenta a jugadores que se desempeñan en Europa, pero el campeonato de Alemania así como el encontrar a los grandes protagonistas fuera del Viejo Continente jugando en él. Tras el intento de excusa de no hacer un once sin acotación, comparto con vosotros mi elección, creo que poco 'transgresora' si la comparamos con otros onces ideales que se han podido ver en este blog. 




Manuel Neuer (Bayern Munich - Alemania)
Tengo previsto escribir algo más extenso sobre él porque me parece que encarna a la perfección el rol de portero moderno: muy bueno en el 1vs1, reflejos, seguro en el juego aéreo (o por lo menos cada vez con menos fallos) y con un fantástico juego de pies. Campeón con el Bayern y con Alemania, con un rol tan importante que ha sido nominado al Balón de Oro

Phillip Lahm (Bayern Munich - Alemania)
Complicado ubicarlo en un once ideal en cuanto a su posición ya que el jugador alemán ha jugado como lateral, interior y mediocentro durante este año dando un rendimiento más que alto a lo largo de este año. Tal ha sido éste que hasta esa probatura de Guardiola en pretemporada se extendió hasta algunos partidos del Mundial.

Sergio Ramos (Real Madrid - Alemania)
La madurez del central andaluz no parece mostrar una fase de cuesta abajo. Un año más el de Camas ha sido una referencia para su equipo atrás y un recurso más en ataque demostrando que cuando está bien físicamente no tiene nada que envidiar a ningún central en el mundo. 
 
Diego Godín (Atlético de Madrid - Uruguay)
Cuando un equipo funciona tan bien a nivel colectivo como lo ha hecho el Atlético este año es complicado elegir un nombre propio, pero el año de Godín este año ha sido el más alto desde que está en Europa siendo uno de los motivos de la histórica campaña rojiblanca en Liga y Champions. No desentonó en el Mundial pasando a Octavos tras superar el 'Grupo de la Muerte' superando a Italia e Inglaterra.
 
David Alaba (Bayern Munich - Austria)
Hablar de Alaba es hacerlo de la versión 2.0 de Lahm: polivalencia extrema y alto rendimiento en cada zona del campo. Por su edad, cuesta ver un techo a lo que Alaba puede aportar a su equipo e incluso a su selección nacional, alejada de la élite de la zona UEFA pero que sueña con una Eurocopa años después de la última.

Ángel Di María (Real Madrid/Manchester United - Argentina)
Lo que pudo ser un problema (compartir posición con el fichaje estrella del club) se convirtió en una brillante solución cuando Ancelotti comenzó a ubicarlo en una posición más centrada presentando así a un Di María trabajador sin balón y con una sensibilidad respecto a un juego más dominante con la pelota desconocida hasta ahora para el gran público. Este nuevo rol fue también una solución para Sabella otorgando al argentino de una importancia vital en el once de la selección finalista.

Luka Modric (Real Madrid - Croacia)
Metrónomo del campeón de Europa y socio de todos en su equipo y selección tanto de 4 como de 6, iniciando o dando continuidad a las jugadas y dando muestras de su intelingencia posicional que bien ha suplido la teórica inferioridad física con respecto a otro jugadores en su posición. Su Mundial fue decepcionante, pero no mucho peor que el del resto de su selección. Aún así, merece a mi entender, un puesto en este once.

Arjen Robben (Bayern Munich - Holanda)
Detrás de ese 'futbolista de una jugada' se esconde un extremo que no parece encontrar el tope a su rendimiento con el paso del tiempo. Así, siendo un jugador tan específico, sigue siendo el futbolista determinante y que condiciona la manera de jugar tanto en su equipo como en su selección, a la que prácticamente llevó él solo a las semifinales.

Leo Messi (FC Barcelona - Argentina)
En uno de sus años más bajos en cuanto a regularidad en brillantez, suma una cuarentena de goles y un buen puñado de asistencias. Además sin excesivo brillo lleva a su selección a la final del Mundial. Como digo, en un año flojo. La transición desde un killer de recursos infinitos hacia un playmaker de amplio radio de acción parece cobrar ese peaje.

Thomas Müller (Bayern Munich - Alemania)
Debemos estar ante el mejor jugador sin balón del mundo. Una continua opción para sus compañeros y un experto en tirar desmarques que ya ha batido algún que otro récord gracias a una buena relación con el gol. 'El jugador que sólo mete goles feos'.
Cristiano Ronaldo (Real Madrid - Portugal)
Leer más...

Aquellos meses en Milan

Hace unos días finalizaba la MLS. Los Ángeles Galaxy vencían en la final de sus play offs por el título a New England con un bonito tanto de Robbie Keane, elegido jugador más valioso del torneo esta temporada, mérito doble no sólo por su rendimiento deportivo, sino por superar a su compañero Landon Donovan que habiendo anunciado su retirada y dejando récords de goles y asistencias en el soccer, no obtuvo el guiño por parte del jurado de darle un último homenaje con ese premio.
El irlandés bien merece esa distinción.



Robbie Keane, hasta en la lejana MLS, me parecerá siempre un grandioso delantero. Completo en el área y con buenas condiciones técnicas y de asociación. Ha rendido bien en un torneo tan exigente como la Premier si excusas su paso por el Liverpool. Pero hubo una etapa en su carrera que fue todavía más 'exótica' y que, en confianza, fue la que me lo descubrió: su paso por el Inter de Milan.
La temporada 2000/2001 fue la última en la que pudimos disfrutar de un juego que marcó a una generación de aficionados: el PCFútbol 2001. El manager rompió fronteras aquel año y permitía desde un único juego elegir ser responsable en diferente ligas europeas. No recuerdo bien por qué pero tengo grabados a fuego los nombres de Sebastien Frey y de Robbie Keane de un partida con el Inter de Milan.
Keane por aquel entonces un jovencísimo delantero formó parte del plan de Lippi de rejuvenecer al Inter con los mejores talentos jóvenes del mercado y el Inter satisfizó a su entrenador pagando algo más de catorce millones de euros 



A penas unos meses defendió los colores neroazzurri del Inter. La destitución prematura de Lippi, su valedor, dio paso a la llegada de Tardelli quien no confió mucho en él. La competencia que tuvo en su etapa italiana tampoco estuvo mal: Zamorano, Vieri, Sukur o Recoba a la espera de que Ronaldo se recuperara de una grave lesión y contando con más jóvenes puntas con los que repartirse minutos: Pacheco y Colombo.
Tuvo, eso sí, un partido de presentación ante el hincha interista que ya hubieran querido para sí muchos debutantes con el Inter:


La aventura italiana de Robbie duró trece partidos más. Poco tiempo y menos oportunidades (sumó un par de goles más) en un equipo, quizás en ese momento, con unas urgencias históricas demasiado grandes como para llevar a cabo el proyecto de armarse en torno a jóvenes valores que quiso liderar Lippi (el breve).
Después la historia ya la conocéis: Leeds, Tottenham, Liverpool, Celtic y West Ham antes de aventurarse con la MLS. 
Todo un ejemplo de superación y de fe en sus posiblidades.

Leer más...

A salvar del desatre contra el Paderborn

La brillante trayectoria que está llevando en la Champions y el parón en el torneo liguero por la doble jornada de selecciones podían provocar que el partido que el Borussia Dortmund debía disputar contra el Paderborn en el coqueto estadio de estos últimos sirviera como punto de inflexión para los chicos de Klopp y remontar posiciones en la Bundesliga antes del descanso navideño.

Tras el empate a dos final y a la espera de otros resultados, la situación del BVB en Bundesliga deberá esperar algunos días más por lo menos para ver cómo suben posiciones en la tabla, continuando así la errática dinámica y, para más inri, sumando una nueva lesión, la de su hombre clave, Marco Reus, cuando el partido parecía cerrado. A partir de ese crítico momento el Paderborn ha podido respirar y aprovechar los errores defensivos que ha cometido el equipo amarillo. Sólo así ha sido capaz el Paderborn de generar peligro, justo tras algún error grave del Dortmund, dando buena cuenta de la carencia creativa y de lo mal que lo han pasado cuando el BVB ha ejercido una presión alta.



Pero no todo ha sido negativo en este partido para el Dortmund. De hecho de disputarse este partido cien veces, más de noventa lo habría ganado el equipo de la Cuenca del Rhur. El Dortmund ha mostrado fases de una presión inteligente, ha sido bien guiado por la dupla Gundogan - Kehl (muy buenos minutos de este primero) y ha encontrado en la figura de Aubameyang la de un 9 alternativo que se ajusta perfectamente a la idea evolucionada que viene ejecutando Klopp en el equipo.
El perfil de punta de lanza que ha tenido el BVB en estos últimos años han sido Lucas Barrios y Robert Lewandowski, 9 de área con un buen juego asociativo y alto grado de efectividad.

Las llegadas de Immobile y de Ramos podían sugerir un camino similar pero la explosión de Aubameyang como 9 ha dejado buenas muestras para hablar del futuro a corto plazo del juego ofensivo del BVB. Pierre Emerick, con partidos como el de esta tarde, tardará poco en liberarse de la etiqueta de 'velocista'. El gabonés, sin perder su principal característica, se mueve como boya con bastante soltura en el área, pero sale de ella con inteligencia para crear un espacio a llegadores del calibre de Reus, Kagawa o Mkhitaryan. Así llegó el 0-2, cuando su caída a banda derecha creó un espació que atacó Reus y que el propio Aubameyang se encargó de buscar con un pase filtrado.





Ya con el empate a dos en el marcador y con el BVB volcado en un ataque menos elaborado, el juego de área lo compartió con Ramos, que entró por Mkhitaryan para crear más preocupaciones en el área local, y ya con menos espacios para moverse por las necesidades del partido, no desentonó generando en este nuevo escenario 'desmarques más en corto'.
De hecho ha sido en los primeros minutos de partido, con el equipo haciendo una presión muy alta, su rol como 9 ha obtenido la recompesa del gol, llegando entre centrales después del equipo hilara un ataque por banda.




Un partido como el de hoy, como comentábamos, replantea las líneas maestras en el ataque del Dortmund (que generó una buena cantidad de ocasiones). Puede ser intersante el debatir sobre si la figura más ligada al 9 de toda la vida personificada en este equipo con Immobile y Ramos, va a pasar a ser un 'plan B' ante los recursos y pegada que proporciona la dupla Reus - Aubameyang y los espacios que generan para Kagawa y Mkhitaryan.
Leer más...

Más que un blog

¿Por qué no aprovechar las oportunidades que brinda internet?

El fútbol es una guerra honesta entre dos equipos en busca de un resultado

- José Mourinho

Ninguna situación es una excusa para no aspirar a ganar un partido

- Marcelo Bielsa

No pido nada especial a los jugadores. Sólo que hagan lo que saben y sean atrevidos. Sin atrevimiento, no se sacan adelante los partidos importantes

- Pep Guardiola

No hay punto medio en este juego

- Brian Clough

Si estás en el área y no sabes que hacer con la pelota: intenta meterla en el arco; ya discutiremos las alternativas más tarde.

- Bill Shankly

Contacto

Si estás interesados en una colaboración o tienes algúna propuesta para nosotros. Envíamos un correo



Diseñado por Seo Blogger Templates