Toco y me voy: Así no, Cappa

por | 23:14:00
La noticia de la renuncia de Ángel Cappa al cargo de Huracán no es de actualidad, se produjo hace un par de semanas y ya se ha hablado y escrito todo lo que se tenía que escribir.
Así que en este clima en el que lo que se pueda vertir en esta bitácora no vaya a tener mucha repercusión, quiero dejaros aglún apunte del bueno de Cappa.

Lo primero de todo es el agradecerle la fidelidad a una idea, y que encima esa idea sea del agrado del público, que al fin y al cabo, junto al futbolista, es quien mueve esto. Con mejores o peores jugadores Ángel siempre ha tenido muy claro lo que quería de su equipo y si bien puede haber ido adaptándose a los cambios del fútbol (cosa que su amigo Valdano, por ejemplo, no supo hacer y que por eso trabaja de lo que trabaja ahora) la idea de la posesión, el toque en corto y la mentalidad ofensiva han ido siempre a su lado.

Creo también que Cappa debe de servir como ejemplo a muchos jugadores que encaminan la recta final de su carrera. Eligió un camino encomiable cuando decidió licenciarse en Filosofía y en Psicopedagogía. Puede que por ello, demostrara una gran capacidad de comunicación en su etapa como analista radiofónico y, seamos francos, comulgues o no con el argentino, no disgusta para nada el escucharle explicar ciertos momentos del fútbol.

http://members.fortunecity.com/fmf20/fotos/angel_cappa2.jpgPero creo que se le ha endiosado de mala manera. Sí, ya está, ya lo he dicho. En algunas ocasiones estoy observando como Cappa ha sido subido a unos altares que me han parecido exagerados y explicaré por qué.
Primero me parece que en el momento más decisivo de su carrera, en aquel final del pasado Clausura, se faltó el respeto así mismo cuando después de avisar que no cambiaría ni una coma del guión que había seguido durante todo el torneo, lo hizo para mal. Cambió el habitual estilo del Globo por uno más destructivo y aquí es donde perdió la batalla. Sorprender, lo que se dice sorprender, lo consiguió, pero había pedido una cosas tan desconocidas en aquel último choque para sus jugadores que distó mucho de lo que había estado haciendo a lo largo de todo un choque.

Y a partir de aquí se "enguarra" su trayectoria. Primero por no reconocer el mérito de unos jugadores fantásticos. Hasta seis bajas de su once tipo tuvo Huracán para el siguiente torneo y ahora vemos que es una sombra de lo que fue. Después tampoco me gustó su poca iniciativa.
Sabía que era muy difícil repetir algo así y, pese a que lo fue insinuando, jamás fue lo suficientemente claro como para renunciar a un cargo en el que el mismo se elevó el nivel de exigecia. Casi hasta última hora ha aguantado a presentar una dimisión con el Globo convertido casi en un solar.

Esto hila con el otro motivo que genera mi pequeño enfado con Cappa. Después de haber aguantado casi todo el torneo ¿Qué le hubiera importado algún partido más? Él que tiene tantos códigos ¿por qué no cerrar bien un ciclo?
Me da una sensación, desde la lejanía y la ignorancia, de una cobardía tremenda, de tener la necesidad de no ser el que cierrer la temporada con el equipo lejos de todo con lo bien que le había hecho jugar.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal