Toco y me voy: Cuando Guardiola pudo fichar por River

por | 11:22:00
En estos días Guardiola es el hombre de moda. El más alto, el más guapo y el más elegante. Todos nos deshacemos en elogios hacia el técnico de Santpedor debido a su exitosa campaña como debutante (dicen que el mejor de la historia) y muy pocos recuerdan las dudas o críticas del principio del año.

También es poco recordado, cuando aún era jugador profesional y en la recta final de su carrera, el bombazo que salto en diversos medios argentinos que daban a conocer la posibilidad de que el Pep pudiera fichar por River Plate.
Los de la banda sangre acaban de perder a su referente en el medio del campo, con la marcha de Mascherano al Corinthians junto a la más que presumible retirada de Matías Almeyda y parecía que, tras su paso por Qatar, Guardiola no estaba interesado en llenarse los bolsillos y sí en ampliar sus experiencias futbolísticos.

Incluso se dijo que su representante, José María Orobitg, fue el que contacto con Aguilar para ofrecerle el pase y que todo quedaría a expensas de la decisión final del entonces técnico Millonario Astrada.

¿Cómo acabó todo esto? Pues Guardiola no arribó a Buenos Aires. Colgó las botas para sacarse el carnet de entrenador y sólo volvió a vestirse de corto para echarle una mano a su amigo Juanma Lillo cuando éste dirigió a los Dorados de Sinaloa durante unos meses. Justo antes rechazó un par de ofertas para jugar en Inglaterra.

Así llegamos a las preguntas finales: ¿Hubo un interés por parte de River o de Guardiola en jugar en Argentina? ¿Fue una maniobra de la dirigencia Millonaria para desviar la atención ante las fugas de jugadores de peso? Ya sabemos que su hinchada está de dientes desde hace mucho con ellos.
Quizás algún día sepamos la verdad de todo esto, si bien estuvimos unos días de un caluroso julio de 2005 pendientes de ese traspaso.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal