Me da miedo...

por | 21:40:00
Quizás yo sea un enamorado del fútbol, uno de esos que aman este deporte por encima de casi cualquier cosa en esta vida. De los que pueden emocionarse por una victoria o una derrota de su equipo. De los que adoran ver juego de ataque, de los que se les pone la piel de gallina ante regates, goles, paradas inverosímiles, incluso de los que disfrutan cuando ven un achique de espacios para provocar el fuera de juego tan perfecto como los del Milán de Sacchi. He de reconocer que aunque se me tache de loco o de absurdo prefiero un buen partido de mi equipo a una victoria. No comulgo con el resultadismo a partir de laracanería futbolística, lo considero incluso una falta de respeto. Probablemente mi gusto sea irreal y utópico pero déjenme ser feliz.
Mis temores se basan en, como alguien dijo una vez: “la pelota no se mancha” y cada vez veo que está más sucia. A saber:

-Mundial Italia 1934. Campeona Italia gracias al poder de “Il Duce” para nacionalizar a los mejores jugadores argentinos y para presionar a los árbitros cuando hiciese falta.

-Mundial Inglaterra 1966. Escandaloso arbitraje en contra de los equipos no europeos a lo largo de todo el Campeonato y como colofón, gol fantasma concedido al anfitrión para que se alzase con la Copa.

-¿Qué hubiese sucedido si Franco no hubiera intervenido en el fichaje de Di Stéfano y hubiese jugado en el FC Barcelona?

-Paolo Rossi sancionado durante 2 años por un asunto de apuestas ilegales, principios de los
80.

-El escándalo Totonero, compra de árbitros, manda al AC Milan a la serie B en 1980.
-Ramón Mendoza “hace votar” a personas fallecidas en las elecciones al Real Madrid de mitad de los 90.

-Caso “Silbato Dorado” en Portugal, año 2004, con el amaño de partidos.

-El famoso “Moggigate”, la Juventus campando a sus anchas por la Serie A.

-Sombra de dopaje en la Juventus de Lippi en la década de los 90.

-Ramón Calderón, irregularidades varias: elecciones, comisiones exageradas de fichajes, entradas vendidas donde está escrito “PROHIBIDA LA VENTA” (recordad que esto le puede acarrear al club sanciones incluso de pérdida de categoría) y un largo sinfín de actuaciones lamentables.

Creo que es una pequeña lista en las que habrá casos demostrados y otros que no pasan de meras sospechas pero a mí me da miedo que esto mate al fútbol. La ilusión de los verdaderos amantes del fútbol no se compra con nada, y si nos roban eso, será difícil o imposible de recuperar.
¡Fuera del fútbol los ansiosos de dinero y poder!

Lo siento, soy un romántico, un purista…un idiota.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal