El regreso extremo

por | 11:07:00
Es sin lugar a dudas una de las noticias que más me ha llamado la atención de este mes de agosto, la posible vuelta de Marc Overmars al fútbol profesional después de su retirada al final de la temporada 2004.
Tras su retiro, poco tiempo tardó en ponerse al mando de un equipo, y fue el combinado que le dio la oportunidad de debutar en el fútbol profesional, el Go Ahead Eagles, el que le brindó un nuevo debut está vez desde un despacho.
Ahora la rumorología apunta a que el bueno de Marc podría volver a calzarse las botas para actuar de entrenador-jugador en este clásico del fútbol holandés que se encuentra en la segunda división y en lucha por volver a la Eredivise.

La carrera de Overmars tras su paso por el Go Ahead Eagles ha sido realmente espectacular: fichó por el Ajax de Amsterdam (tras un paso por el Willem II) con el que entre otros títulos, consiguió la Champions League de 1995 (con un equipo espectacular) y siendo uno de los jugadores más destacados del torneo.
Media Europa estaba tras los pasos de ese joven extremo que cuando encaraba en velocidad era imparable, tenía gol y facilidad para asociarse con sus compañeros, y fue el Arsenal del recién llegado Arsene Wegner quien se hizo con sus serviciós el verano del 97.

Con el equipo londinense el juego de Overmars no hace más que crecer y, seguramente, junto a Ryan Giggs haya sido la referencia de extremo izquierdo en la Europa futbolística de la década de los noventa. Su estancia en el equipo gunner coincidió con una época dorada para el equipo con el reverdecer de viejos laureles en los campeonatos nacionales y el lujo de poder decir que ha compartido vestuario con jugadores de la talla de Bergkamp, Pires o Henry.

En el verano de 2000 un Barcelona con mucho dinero y sin un ídolo claro tras la marcha de Figo al Real Madrid hicieron que se convirtiera (hasta la fecha) en el fichaje más caro del club culé cuando invirtió treinta y dos millones de euros en su contratación.
Si en el Arsenal su estancia fue relacionada con títulos y éxito, sus cuatro temporadas en Can Barça coincidieron con uno de los periplos más oscuros de la historia centenaria del club catalán al encadenar cuatro temporadas sin ganar un sólo título.

Una mala dinámica pero sobre todo problemas con lesiones no permitieron que el genial extremo dejara más muestras de su talento y por culpa de sus maltratadas rodillas tuvo que poner punto y final a su carrera aún restándole un año de contrato con el Barça.

Después de hacerme eco de este posible retorno no puedo evitar contaros también algún comentario que me hicieron al respecto ¿estará su cuerpo preparado para la vuelta al fútbol en la exigente posición de extremo?



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal