Futbolistas de Leyenda: Josep Guardiola

por | 0:03:00
Es innegable que el nombre que ocupa la entrada de hoy, la de los viernes, la de los jugadores clásicos, esta ligado a la actualidad de esta semana en la liga española, algo que no me acaba de gustar, pero el amigo del blog Héctor de Sé lo que hicisteis la última jornada me pidió que hablara de él hoy. Así que por él y por todos los amantes del juego de "El Noi de Santpedor" va esta entrada.


¿Cómo jugaba Guardiola?

Cuenta la leyenda que cuando Guardiola ingresó en las categorías inferiores, no se le auguró mucho futuro en el fútbol porque "aquel chico era sólo cabeza" y seguramente sea esa su mayor virtud sobre un campo de fútbol, fue un auténtico simplificador del fútbol gracias a su capacidad de buscar siempre la jugada que aunaba con más índice de acierto la velocidad con la necesidad del equipo.

No tenía unas condiciones físicas fuera de lo común, puesto que apostaba por el movimiento del balón más que por el suyo propio, por lo que sus virtudes se centraban en el toque del balón (pase en corto y en largo) y en mantener siempre el orden del equipo gracias a un grandísimo nivel táctico, lo que le valió, en todos los equipos en los que jugó, el comentario aquel de "ser el brazo del entrenador en el campo".
Lo mejor es que ha medida que iba transcuyendo su carrera, ampliaba su repertorio de posibilidades, lanzaba faltas con mucha solvencia (lástima que coincido con lanzadores como Koeman o Rivaldo), su tiro era muy potente (pese a que no fue un jugador con peso en el apartado goleador de sus equipos) y cuando subía al ataque tenía facilidad para asistir a sus compañeros.

Pero a todas estas condiciones de pelotero de incalculable nivel, se le añadían puntos tan vitales para jugar en la élite como el carisma y el liderazgo con el que creció y el que se dedicó a impartir en su etapa más madura de jugador. Era la voz de la sensatez dentro y fuera del campo y ningún compañero dijo jamás nada malo de él, un auténtico líder que estuvo siempre al pie del cañón a la sombra de los cracks con los que compartió vestuario.


Clubs

Títulos
  • 2 Supercopas de Europa (92 y 97)
  • 1 Copa de Europa (1992)
  • 1 Recopa de Europa (1997)
  • 4 Supercopas de España (91, 92, 94 y 96)
  • 6 Ligas (91, 92, 93, 94, 98, 99)
  • 2 Copas del Rey (97 y 98)




Quiero destacar también que durante los noventa fue un referente mundial en una posición casi desaparecida a día de hoy como la figura de 4 o incluso 5 (argentino) ese jugador que, en solitario a efectos de pizarra, unía a la defensa con el ataque por medio de la creación.
El 92 fue su año, se alzó con la Copa de Europa, la Liga, el Oro en los JJOO (en una generación que tendrá un hueco en este blog) y fue galardonado con el Trofeo Bravo como mejor sub21 de Europa.





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal