¡Qué partido!

por | 22:37:00
Hace unos días hablaba con un subdirector de un banco sobre el fútbol de ahora y el fútbol de antes. Él decía que el fútbol es derroche físico y luchar cada pelota hasta el final, totalmente de acuerdo.
Con lo que difiero es con que no acepte en su equipo jugadores de talento, en este caso hablábamos de Fernando Gómez Colomer, el que fue gran mediapunta del Valencia a finales de los ochenta y gran parte de los noventa.

Yo creo en aquel proverbio griego que reza "en el medio esta la virtud". Ni quiero un equipo de once trabajadores ni uno de once estilistas del balón. El juego de un equipo debe basarse en la cooperación y en la generosidad, un pivote deberá correr para recuperar el balón que pierde un mediapunta, y este a su vez deberá de ser tremendamente efectivo para no hacer que sus compañeros le tenga que cubrir las espaldas continuamente.

Le recomendé que viera un partido, quizás el partido mejor jugado que yo haya visto:
El Brasil - Francia del Mundial del 86.

Aquellos cuartos de final fueron un partido en el que, no nos engañemos, no fue de un ritmo rápido, pero sí fue de fútbol muy limpio, sin apenas errores. Los medios de ambos equipos eran peloteros de pro, pareció que los entrenadores firmaron un pacto de no agresión o, mejor dicho, un duelo que debía demostrar cual de los dos equipos jugaba mejor al fútbol.

El partido terminó con empate a uno y Francia fue más certera en los lanzamientos de penalty. Fue una triste despedida para seguramente una de las mejores genereciones de futbolistas brasileños de todos los tiempos de los Mundiales: Zico, Sócrates, Falcao... Pero desde luego nos dejó un juego en dos mundiales que tristemtente rara vez volveremos a ver. Eso sí, los franceses también tenían lo suyo, Platini, Giresse, Tigana, Fernandez...





Si teneis la oportunidad de haceros con una copia de este partido, no dudeis en hacerlo sin importar el idioma
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal