Cinco sensaciones que me genera Gareth Bale

por | 18:16:00
La locomotora galesa, uno de los pocos jugadores que me motivan a ver un partido ahora mismo. Quizás me conforme con poco, pero es que a día de hoy no encuentro un jugador en una gran liga que me cree sentimientos tan encontrados: a veces fantástico, otras limitado dentro de su genialidad… merece que comparta cinco sensaciones con vosotros y que me ayudéis a definirlo.

Desborde: Bale es desborde por su superiorioridad física. Algo espectacular a la hora de verlo por la tele pero haciéndolo con detenimiento, en muchas ocasiones sus recursos para hacerlo rozan lo más primitivo del fútbol. Ahora le vale en casi el ochenta por ciento de los partidos, pero es fundamental que acompañe esa explosividad con variedad técnica.

Golpeo de balón: Comprendiendo la dificultad que reside en el golpeo del balón cuando se corre a plena potencia, cabe preguntarse si no sería un punto a trabajar, el rebajar esas revoluciones en favor de un centro con mayor calidad en la ejecución. Bale da asistencias, pero vienen precedidas de haberse librado de sus marcadores y crearse un espacio y del automatismo del nueve que la recibe. Vuelve a recordarme a los extremos de antes, desborde, apura línea de fondo y ‘la pone’ en una zona donde debería estar el delantero.
Otro punto es su disparo a puerta. Jamás criticaré a un zurdo por ser ‘cerrado’, pero en muchas ocasiones el disparo de Bale me genera dudas para querer ‘acabar’ él las jugadas.

Pie cambiado: Es una de los recursos de Redknapp desde hace un tiempo y Bale pone de su parte, pero el rendimiento no es el mismo sin que llegue a ser malo. Busca la diagonal y se pierde el desborde. Ante equipos que se cierran mucho más o menos funciona, también gracias a Walker y del mismo modo ‘sorprende’ cuando se espera al galés por la otra banda, pero siempre me queda el regusto a que está desaprovechado.

Peso en el juego: Si bien el Tottenham es un equipo que esta temporada cuenta con muchísimos recursos en su juego con la pelota, el acudir al desborde de Bale cuando la cosa está complicada está ahí. El jugador sigue aceptando esa responsabilidad y puede ser hasta bueno que ‘centre la atención’ de varios rivales en el intento de frenarle.

Margen de mejora: Su edad, sus condiciones, el llevar tanto tiempo en el máximo nivel, haber superado una lesión de gravedad… muchos puntos que señalan esperanza a la hora de superar las sensaciones menos positivas de su juego y tenerle siempre ‘controlado’. Muchos le relacionan con el Barça, pero no me parece un jugador para el sistema que desarrolla ahora el equipo con Guardiola. Destaca con espacios y es justo lo primero que tiene que encontrar el equipo culé. Un equipo que deje a su rival un poco que morder para ‘responder’ con velocidad, un equipo que abra el campo ante rivales inferiores sin buscar reiteradamente la diagonal hacia adentro y, por supuesto, un equipo con un gran lateral izquierdo que defienda lo que no hace Bale.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal