Capítulo nuevo en Brasil

por | 13:45:00

Anoche se jugó uno de esos partidos que, más allá del carácter amistoso que tenía, sí que iba a tener bastantes miradas puestas sobre o que pasara en el campo. Es lo que pasa en el arranque de las nuevas etapas, que despierta mucha expectación y más cuando esto ocurre con la pentacampeona del mundo, Brasil, que ayer disputó el primer partido de la era Menezes ante Estados Unidos.

Después de la tediosa etapa con 'Dunga' al frente, varios habían sido los entrenadores postulados casi al segundo de certificarse el fin de su participación en el torneo sudáfricano y fue finalmente quien estaba al frente del Corinthians quien fue 'liberado' por su club para hacerse cargo de la 'canarinha'.
De primeras nos dejó un gran titular, con trampa, pero grande: se cargó prácticamente a la convocatoria mundialista de su predecesor y dio paso a todos esos jóvenes que muchos echaro en falta para la disputa del Mundial, siendo Neymar y Ganso las principales atracciones. ¿Qué pasaría con Maicon o Julio César? Obviamente, Mano Menezes sabe que no todo lo que construyó 'Dunga' estaba mal, así que ha jugado bien sus cartas, mezclar una criba con un descanso a jugadores importantes para dar paso a un 'casting' para nuevos talentos.
Y esa prueba tuvo uno de sus primeros capítulos en la madrugada (europea) de ayer:





Un buen rival, Estados Unidos, con suficiente nivel como para exigir pero un escalón por debajo de los rivales duros que se va a encontrar Brasil en esos partidos que deciden torneos, fue el rival en el estreno. Además Bob Bradley (por cierto, se hablaba ayer que podría ser su último partido al frente de los yankees) presentó un equipo que no distaría mucho del 'de gala', por lo que el partido tenía, quizás, más motivos para estar pendientes.

Me gustó mucho la dupla de centrales formada por Silva y David Luiz, me parece un gran relevo para los veteranos Lucio y Juan, pero creo que todavía se debería contar con los dos centrales que jugaron el Mundial y su salida debe ser más gradual.
Parece que Menezes romperá con el trivote que se hizo común (tristemente) con 'Dunga'. La idea es contar con un doble pivote de corte defensivo que de cubra las espaldas de todo lo que se presenta por delante: 'Robinho', 'Ganso', Neymar y 'Pato'. Desde luego mucha más movilidad y fantasía que lo que se había visto en los últimos años.
Volvieron las combinaciones en corto, el movimiento, la voluntad de llevar el peso del partido y la relevancia de las bandas de nuevo.

Claro está que de un partido no se puede sacar muchas cosas más, pero debíamos estar atentos al 'discurso de presentación' de Mano Menezes y creo que ha dejado buen sabor de boca. Seguiremos de cerca los siguientes partidos a ver cómo va creciendo este nuevo proyecto.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal