La jornada del Miedo

por | 19:00:00
Si tradicionalmente en las primeras jornadas de los grandes acontecimientos deportivos no suele verse un gran espectáculo en este Mundial se ha llevado la idea hasta el extremo. Muchos empates, muchos malos partidos y pocos goles. Sólo Alemania ha dado un golpe de autoridad en el Mundial, una Copa del Mundo que se recordará por las vuvuzelas y el Jabulani.

Mucho miedo en todas las selecciones. Empezar perdiendo no gusta a nadie y se ha demostrado que las favoritas han intentado precisamente eso: no perder. Alemania ha dado un paso al frente, Argentina se ha mostrado firme y Holanda y Brasil eficaces. Italia e Inglaterra han sabido competir y la gran decepción ha sido España. Este es un resumen muy rápido de las sensaciones que deja la primera jornada en cuanto a los equipos.

Soy de los que piensan que este va a ser un Mundial de nombres propios. Esos jugadores que no han estado a tope con sus equipos y que llegan al Mundial con un punto físico mayor que el resto. Hablo de jugadores como Kaká, como Iniesta o como Van Persie. También hay jugadores que quieren destaparse como referencias y que en sus equipos no han tenido un desgaste físico excesivo: Higuaín, Di María, Robinho, Ozil o Silva. Sin embargo, en la primera jornada han dominado los bloques. Ningún jugador ha marcado más de un gol (Forlán e Higuaín en la segunda jornada) y los empates han predominado en los marcadores.

Los factores extradeportivos han sido los protagonistas en mi opinión. Las famosas vuvuzelas llenan columnas de opinión y cada vez son más curiosas las declaraciones de algunos jugadores. Lo de Tévez de que las vuvuzelas cansan físicamente a los jugadores es de crack y por supuesto las tarjetas por desplazar el balón tienen una excusa clara: “no había oído el silbato”.

Pero el gran protagonista de la Copa del Mundo llega desde Inglaterra y su nombre es Jabulani (según la wikipedia significa celebrar en zulú). Ya no hablaremos de los fallos que están teniendo los porteros porque es evidente que el balón tiene algo que ver, hablaré de los fallos de los jugadores de campo. ¿Os habéis fijado en la cantidad de pases de dos metros que se han fallado en esta primera jornada? O de la cantidad de pases largos que botan y se van tres metros por encima del sorprendido destinatario del pase. El espectáculo está siendo dañado ya sea porque el balón no es el adecuado o porque los internacionales no han trabajado lo suficiente con él. Pero tanto fallo y tan clamoroso es malo para el espectador.

Por último quiero hacer especial hincapié a la televisión. Suelo ser muy crítico con la realización de los partidos, pero este Mundial está siendo diferente. Es la mayor serie de partidos consecutivos que me parecen de una calidad asombrosa. Yo estoy disfrutando de planos espectaculares sin perderme juego y eso merece una felicitación.

La segunda jornada ya ha empezado y se ha visto una gran diferencia. Los equipos necesitan resultados y la respuesta a los goles son las defensas abiertas. Esperemos ver más calidad y que el Mundial sea lo que todos esperamos: la gran fiesta del fútbol.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal