El galardón subjetivo

por | 21:14:00
No voy a poner en tela de juicio la adecuación de los premios individuales más de lo que ya he hecho en anteriores entradas del blog, donde ya dejé claro que los premios individuales no hacen más que elevar lo individual en detrimento de lo colectivo, que es ese manto sobre el que se logran las victorias. Para hacernos a la idea, la guinda de los premios individuales no sería más que un adorno si no existiese el bizcocho de la colectividad.


Pero como todo ser humano que se precie, tengo que decir que yo también tengo mi criterio y que no voy a dejar de exponerlo pese a que me lluevan los palos. Por eso voy a decir que tres jugadores como Iniesta, Cristiano Ronaldo o Xavi me parecen mejores jugadores que Messi, un ángel al que da un gusto terrible verle jugar, pero que no está entre mis tres favoritos. ¿Por qué? Por partes.


Iniesta, el pequeño gusiluz manchego, tiene un dribling igual de diabólico que Messi, perfila el área igual, ha marcado probablemente el gol más decisivo del año (las telarañas de cierta portería de Stamford Bridge han tenido que volver a construirse), juega como interior o extremo por cualquiera de las dos bandas, mejora como mediapunta, trabaja para el equipo y se sacrifica más. Me recuerda a la injusticia cometida con Raul años atrás porque es un jugador con un estado de forma fuera de lo normal, pero como es trabajador, baja a recibir y a robar balones y encima es español (cosa que no vende, la verdad) no va a oler un premio individual cuando seguramente ha sido el mejor jugador del año. No ha marcado más goles que Messi por lesiones y por jugar más para el equipo que como finalizador.


Cristiano Ronaldo, por su parte, tiene una capacidad para levantar a su equipo al tiempo que genera psicosis colectiva en el rival que no se veía desde el Ronaldo de Barça y primeros años de Inter. Cristiano podría ser un brillante lateral, volante, extremo, delantero centro o segundo punta. Hace morir a cualquier jugador que se la juegue a correr tras él. Es menos predecible que Messi, que es cierto que con Guardiola está aprendiendo a jugar más lejos del arco, tiene más potencia física, sabe acaparar presión y es sencillamente esencial en cualquiera de los equipos en los que ha jugado este año. Si no, la que se lió por el tema de ir convocado con su selección estando lesionado. Pero no juega en un equipo que juegue como los ángeles, tiene aires de prepotente y encima juega con mover una millonada indecente en tiempos de crisis económica mundial. No, no me parece ni mejor ni peor que Messi, sencillamente es distinto y me parece un jugador esencial para entender el concepto de "batalla psicológica". No necesita un Iniesta o un Xavi trabajando para él, y es mejor en espacios abiertos que "La Pulga".


Xavi encarna la injusticia de los premios individuales. Parece que siendo portero, central o mediocentro no puedes optar más que a un tercer puesto honorífico. Me parece triste. Es el mejor arquitecto futbolístico de los últimos diez años (con permiso de Zidane). Juega bien como mediocentro defensivo, como interior, como mediapunta. Tiene quite, tiene pase, tiene un reverso con el balón en los pies que nos recuerda al hockey patines. Tiene un chut de una clase tremenda. Ve la jugada antes que nadie. No hay en el mundo un centrocampista capaz de hacerlo más fácil que él. Ni Gerrard, ni Lampard, ni Xabi Alonso. Nadie. Pero es pequeñito, no se vende, se le echaban las culpas de los males endémicos del Barça porque a gente como Van Gaal le daba por ponerlo casi de líbero. Pregúntenle al socio del Barça si Messi o Ibrahimovic estarían rompiendo redes y registros sin él. Pregúntenle al culé si Touré Yayá, excelente trabajador, tendría sentido sin uno como el de Terrasa al que darle balones. Pregúntenle a cualquier entrenador cual es el único centrocampista capaz de sentar a Cesc Fábregas, un superdotado, hoy por hoy. Pregúntenle porque Xavi sólo hay uno y cuando se acabe nos vamos a acordar.

JM Martín.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal