El rugido del león

por | 23:08:00

Finalizada ya la tercera jornada de liga sorprende ver que el único equipo que aguanta el tirón de Barça y Real es el Athletic Club. Puede que esta clasificación sea provisional y que el Athletic acabará sufriendo como los últimos años pero algo es seguro, la ilusión ha vuelto a San Mamés. De momento el equipo colidera la Liga de las estrellas y camina con paso firme en la Europa League. Aunque a priori pueda parecer sorprendente el buen comienzo rojiblanco si se analiza en profundidad la plantilla, puede que estemos ante uno de los mejores equipos que ha jugado en la catedral en el siglo XXI.


La perfecta combinación de veteranía y juventud que despide esta plantilla ha encontrado en Joaquín Caparrós la horma de su zapato. El técnico sevillano se ha caracterizado siempre por imprimir un carácter agresivo y ganador a sus equipos, carácter que históricamente también se atribuye al fútbol vasco. Tampoco le ha temblado nunca el pulso a Caparrós a la hora de dar la alternativa a jóvenes de la cantera, algo a lo que han tenido que adaptarse forzosamente todos los técnicos rojiblancos dada la política del club. Cuesta pensar en un entrenador mejor para el Athletic.
El equipo cuenta con una colección de talentosos veteranos que, en su momento de plenitud, no hubieran desentonado en algún equipo de los que juegan habitualmente en Europa. La expléndida quinta vasca del 79, Orbaíz, Gabilondo y Yeste aunan calidad y fuerza a partes iguales. Otros veteranos como Etxeberría, que ha decidido no cobrar este año y Aitor Ocio seguro que son un ejemplo para los más jóvenes. Y el portero Armando quizá debió tener hace ya muchos años la oportunidad de vestir la camiseta del Athletic.
A estos veteranos se le unen jugadores que se encuentran en su mejor momento como Iraizoz,Gurpegui, Iraola o Koikili y otros a los que aún no se les divisa el techo como Llorente o Toquero, y me gustaría ver como se desenvuele Díaz de Cerio en el Athletic. Lo de Llorente merece mención aparte, este chico puede ser uno de los nuevos ídolos en San Mamés. Quizá le costó explotar en sus primeros años, dadas sus condiciones y lo bien que lo había hecho en categorías inferiores, pero en los dos últimos años ha crecido de forma espectacular llegando incluso a la selección española compartiendo delantera con Villa, Torres y Güiza.
Y qué decir de la perla de Bilbao, Lezama. La camada de este año promete. Liderando la camada tenemos a Muniain. Un chaval de tan sólo 16 años que fue capaz de echarse a la espalda al equipo en la eliminatoria contra el Young Boys, siendo el mejor de los dos partidos y marcando el gol decisivo en la eliminatoria. No se recordaba un debut así desde Julen Guerrero y ya se comenta que podría estar en el punto de mira de los grandes de Europa. Habrá que seguir a este chaval con detenimiento. Junto a él otros dos delanteros como Aketxe y De Marcos buscarán minutos en el primer equipo.
Me alegraría mucho que el Athletic volviera a recuperar el protagonismo en la Liga. Esa filosofía autoimpuesta de jugar con jugadores locales, a hecho que sea difícil que pueda luchar por ganar una liga, pero, llamadme romántico, que mejor año para que el Athletic recupere su grandeza que éste en el que los dos grandes han construido sus equipos a base de talonario.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal