La apuesta de Platini

por | 16:21:00
Hace un mes se sorteaba la máxima competición europea de clubes: la Champions. En el bombo estaban equipos como el Zurich, el Unirea Uriceni, el Maccabi Haifa o el Debreceni. Equipos que han ganado su competición doméstica y que por lo tanto sí son campeones. Más campeones que Atlético de Madrid, Milan o Arsenal que quedaron cuatros en su competición.

En varios medios se criticaba este nuevo sistema de clasificación, que prima más a equipos pequeños y con poco coeficiente pero campeones en sus ligas, antes que facilitar a las grandes ligas muchas plazas. Se decía que la Champions estaba devaluada, que Platini se estaba bajando los pantalones ante las federaciones pequeñas y "absurdeces" parecidas. Pero nos guste más o menos el espíritu de la competición es que participen campeones y últimamente había cada vez menos.

La previa de la Champions enfrentaba en agosto a los cuartos de las grandes ligas con los segundos de las ligas menos fuertes, equipos como Celtic Glasgow, Anderlecht, Sporting de Portugal o Panathinaikos, equipos clásicos de la Champions que quedaban eliminados y pasaban a la nueva Europa League. A parte de la tontería del cambio de nombre, una cosa ha quedado clara en la primera jornada de la competición: el nivel ha subido.

Repasando los grupos no hay casi ninguno fácil y los partidos que ha deparado el sorteo en la primera jornada han tenido mucho interés y han salido buenos partidos y muchas sorpresas. En el Grupo C, Hamburgo, uno de los favoritos al título, era vapuleado 3-0 por el Rapid de Viena. el equipo austríaco demostraba que este nuevo sistema de grupos no va a ser fácil para nadie. Los equipos alemanes sufrían otro inconveniente con el empate de Herha Berlin ante los letones del Ventspils.


Los italianos no tenían mejor suerte que los alemanes y la Roma caía 2-0 ante el modesto Basilea suizo y la Lazio caía ante el Salzburgo demostrando la buena jornada de los equipos austríacos en la Europa League. Siempre hay excepciones y Genoa ganaba fácil a los checos de Slavia de Praga.

Los españoles tuvieron una buena primera jornada con las victorias de Villarreal y Ahletic (no todos los austríacos ganaron) y el empate a domicilio del Valencia que tiene el grupo más complicado de los tres.

En resumen, veo este nuevo sistema de competición un acierto. Las sorpresas en Champions son escasas y prefiero que haya equipos pequeños de ligas modestas que sepan que llegar a la Champions no es imposible. El aperturismo a países más pequeños nunca se debe entender como un paso atrás de la mejor competición de clubes del mundo, se debe entender como un paso adelante y solidario con las ligas menores que también merecen ser partícipes de la competición de los campeones.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal