La crisis italiana

por | 15:59:00
Italia es la campeona del mundo en la actualidad. Una campeona que ganó el Mundial con una de las generaciones más competitivas que le ha dado la prolífica escuela italiana a la selección azzurra. Pero el fútbol ha cambiado mucho. Los tópicos empiezan a caer: España pasa de cuartos, Brasil juega con dos medios centros defensivos, el juego bonito está de moda y además gana títulos.

El Calcio también está en crisis. Los grandes equipos no consiguen llegar lejos en las competiciones europeas y cada vez se abre más el agujero entre los grandes y la clase media de la liga italiana. El caso Moggi-gate hizo mucho daño al fútbol italiano. El descenso de la Juventus, la no-clasificación del Milan para la Champions ese año y el dominio aplastante del Inter en los últimos años no ha ayudado al Calcio, que cada vez es menos seguida por los espectadores y, no nos engañemos, empieza a ser poco atractiva para los jugadores.


Si hace unos años, llegar al Calcio era un sueño para cualquier futbolista, hoy en día cuesta encontrar a un gran jugador que esté deseando llegar a la liga italiana. No sé quién tiene la cullpa de esta tendencia, pero la verdad es que ver un partido entre uno de los grandes y cualquier equipo de la Serie-A es sinónimo de aburrimiento completo.

La crisis del Calcio ha llegado a la Selección Italiana. De ser una de las potencias mundiales ha pasado a no dar demasiado miedo y a perder esa capacidad tan "italiana" de ganar los partidos sin prácticamente jugar a nada. Marcello Lippi ha llevado úna convocatoria extraña a la Copa Confederaciones. Ha mezclado a sus jugadores imprescindibles con otros de nuevo cuño, pero lo que más me ha sorprendido es la ingente cantidad de delanteros que ha llevado: Luca Toni, Vincenzo Iaquinta, Alberto Gilardino, Quagliarella, Giuseppe Rossi e incluso Simone Pepe, un número excesivo de delanteros y además del mismo perfil casi todos. Me parece que Lippi ha utilizado este torneo como pruebas para el próximo Mundial porque ha de empezar a liderar un cambio generacional que ve como sus estrellas de siempre (Totti, Del Piero, Gattuso o Cannavaro) se hacen mayores y no hay una generación por detrás que le den la alternativa.

Lippi lo va a tener complicado: quizá Balotelli o Rossi lideren el ataque de Italia en el próximo Mundial, pero veremos si podré lograr un centro del campo fuerte para afrontar un campeonato que puede ser el final de un ciclo para la Selección Azzurra.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal