Es la historia de un amor...

por | 3:04:00

...como no hubo otro igual... dice un bolero magníficamente interpretado por Luis Miguel. Este amor, a todas luces imposible, es el que hay entre el Real Madrid y el FC Barcelona. Si uno de los dos no existiese habría que inventarlo, sino ¿cuántas emociones no viviríamos?

Este sábado se retoma esa rivalidad que va más allá de lo que se vive dentro del terreno de juego, de nuevo tendremos a España dividida en dos (seamos sinceros, un 60% blanca y un 40% azulgrana). Todos pegados al televisor en bares, peñas, casas...incluso si no les gusta el fútbol o no simpatizan con ninguno de los dos contendientes. Pero este partido, el del sábado, es diferente, es de los que se producen de vez en cuando, cada ciertos años. Para desgracia barcelonista, durante muchas temporadas, quizás demasiadas, ha sido la única tabla de salvación del año, ganar al Madrid ya valía por un título. Últimamente esta tendencia está cambiando y me atrevería a vaticinar que en futuros años podríamos vernos inmersos en el mundo al revés.

Por fin, éste va a ser especial, ahora hay mucho en juego, no sólo el honor, son tres puntos que bien pueden valer una Liga para unos u otros. Lógicamente, el que persigue pretende hacer creer a todos que ganando ya tiene el título en la mano aunque, el perseguido, confiado en la matemática les hace ver que están equivocados. Pase lo que pase, por lo menos que nos brinden un digno espectáculo acorde a lo que llevan recorrido en la temporada. Dos clubes a ritmo de récord deben disputar una batalla en la que alguno tiene que salir vencedor. Eso sí siendo realistas, que no "Realistas", el Barça tiene dos resultados a favor, el 2 y la X en la quiniela lo colocarían muy bien situado para la consecución del título liguero.

A los más forofos que desean que su rival no existiese les pediría que reflexionaran y se dieran cuenta de que sin el uno, el otro sería menor. Lo que deben de desear es que los dos estén en momentos espléndidos siempre, con los mejores jugadores, los mejores entrenadores y los mejores presidentes. Cierren los ojos y hagan un ejercicio de imaginación: " 24 de mayo de 2012, final de la Champions League, se enfrentan Real Madrid - FC Barcelona con sus plantillas al completo y en un estado de forma soberbio, el césped está en inmejorables condiciones, la temperatura ideal para la práctica del fútbol y las aficiones abarrotan las gradas dedicando cánticos de ánimo a sus jugadores". Probablemente, las urgencias del estadio no darían abasto para todas las indisposiciones de los aficionados, esa emoción sería inigualable, ese sentimiento impagable.

Por eso el fútbol genera lo que genera.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal