Un par de cosas en Sudamérica

por | 21:07:00
Me gusta dedicar los lunes a repasar apuntes de lo que nos deja el pasional fútbol de la América Latina y sin lugar a dudas, hay dos noticias que merecen llegar a vosotros.


La primera es la histórica clasificación de River Plate en el último Apertura. En su más de cien años de historia jamás había quedado clasificado en un puesto tan bajo... último. Sus números durante el torneo han sido desoladores... en diecinueve partidos tan sólo logró dos victorias, ocho empates y nueve derrotas, además contando sin ver en los últimos doce partios ninguna victoria.
Pero haría falta mucho espacio para contar todo lo que acontece en la entidad bonaerense: la fractura de la plantilla con un punto de inflexión con la marcha de el "Burrito" Ortega (que encima suena para volver de cara al Clausura), la marcha de Simeone al verse impotente para imponer su disciplina en el vestuario y, esto ya es personal, una generación bastante más discreta de jugadores de los que nos tiene acostumbrados... Bounanotte, Ahumada, Falcao son los jóvenes talentos, que viniendo de River, suena a poco. También huele raro que muchos de sus grandes "ex" no hayan querido volver, como D'Alessadnro o Solari... no sé, la plantilla, pese a que tiene buenos jugadores, se me hace de un nivel menor a las de otros años.
De cara al próximo torneo, llegará un nuevo entrenador, Gorosito y seguramente una buena limpia de veteranos y ya veremos cuantos jóvenes abandonan a la de la banda sangre.


La otra noticia no andaba muy lejos, ya que en medio del Barça - Madrid y del Juve - Milan, otro gran derby se hacía un humilde hueco. Y es que el fútbol uruguayo no está para muchas alegrías después de su suspensión por el tema de la violencia... pero ha vuelto con fuerza (y violencia de nuevo) ya que nos trajo el Nacional - Peñarol, el duelo eterno.


Bien es cierto que el Bolso no atraviesa su mejor momento, no de juego, si no de sacar otra buena horanda de jugadores como ha sido siempre y no había estado bien en otros clásicos, pero en esta ocasión se tiraron de los viejos valores.


Los jugadores entrenados por Pelusso salieron hipermotivados, a por todas y a comerse a los carboneros, que cuentan con jugadores más peloteros como Nuñez, Bueno o Pacheco pero poco pudieron hacer ante el empuje de los Tricolor.
Al final, un gol de penal a veinte minutos de Blanco, dio un triunfo muy deseado para Nacional.



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal