Guardiola lo sabía

por | 23:58:00
Mucho se ha escrito sobre el partido que ha finalizado hace unos minutos. Tal como venía el Barça y tal y como viajaba el Madrid decían los "entendidos" que el resultado no podía ser otro que una victoria contundente por parte de los locales.
Yo siempre he sido de los cautos, no sólo en este partido, sino en todos los que juega mi equipo y más cuando viene un equipo que como bien dijo Guardiola, lo hacía en calidad de campeón de Liga. También he visto muchísimos derbys, y no sólo en España, y queda claro que cuando es un partido en el que se chocan dos de los equipos más grandes de un país, un continente o inlcuso del mundo, cualquier cosa puede pasar.
También se dice (y se tacha de tópico) que en este tipo de partidos, da igual cualquier condición previa, porque son encuentros a parte de los torneos.

Me parece que ha sido un partido completísimo. Ha tenido detalles tácticos muy interesantes, dentro de las posibilidades de un Madrid con muchas bajas, como la vuelta de los marcajes al hombre, los buenos repliegues (convirtiendo el inicial 4-4-2 en un 4-5-1) y sobre todo la concentración de todo el equipo, pero esto es algo que achaco más a los veteranos del club blanco que a cualquier instrucción previa.

El Barça por su parte, ha sido fiel a lo suyo, pero se ha notado que ha influido la euforia externa y el equipo se ha visto ansioso y en ocasiones angustiado. Hasta un penalty se ha fallado.
Pero creo que después de una primera parte que ha parecido de tanteo, en la segunda el partido se ha roto. El Madrid se ha visto con posibilidades de, no sólo llevarse un saco de goles, sino de dar una campanada y un golpe de efecto en la Liga, mientras que el Barça ha decidido a ir a por el partido con todas las de la ley. Lo mejor es que en un partido loco, los dos equipos tenían cosas que decir, porque en los últimos tiempos el Madrid se ha caracterizado en sacar muchos partidos por casta y pegada; y el Barça con espacios y su buena presión veía más cerca el "abrir la lata".

Al final el Barcelona se ha impuesto por dos tantos a cero, con dos goles en los últimos minutos también significativos en su forma: uno a balón parado, uno de los cambios más grandes que ha introducido el técnico de Santpedor respecto a años anteriores y el otro, en una de las pocas contras que le ha concedido al final el Madrid.

Por parte del Madrid destacar la faena de Raúl, convertido en Guti, de Salgado que parecía diez años
más joven y se ha comido a Henry y de Palanca, que todavía no sabemos si solución de emergencia o si es la tan esperada mirada hacia la Fábrica.

Por todo esto y muchas más cosas que me dejo en el teclado, creo que el gran triunfador del clásico ha sido Guardiola, no sé si por cauto (como todo el año) o porque realmente sabía que esto iba (o podía) pasar y, pese a que me parece que ha tenido errores de lectura, se ha llevado el gato al agua en este derby y continua reforzando su posición ya no sólo de entrenador y máximo responsable del primer equipo, sino como gurú y líder intelectual del primer clasificado de la Liga.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal