Reciclaje de ideas

por | 20:28:00
En el fútbol, como en muchos aspectos de la vida, los cambios, las evoluciones y hasta lo retro se suceden a un ritmo que, francamente, nos cuesta seguir.

Recuerdo, cuando era un niño, que el jugador más deseado era el más completo, sin embargo ahora, vivimos en la época de los "especialistas", tener a un jugador en el once porque hace una tarea a la perfección... pero no le pidas algo diferente.

Pero hoy no es turno de hablar de este cambio en el perfil de los jugadores, sino en el de los entrenadores.
Como decía, el fútbol es un cambio constante, sobretodo de sistemas, y hay que ser un gran técnico para poder adecuar tus virtudes y conocimientos al fútbol que vives día a día.
He visto como el centro del campo en rombo dio paso al doble pivote con tres medias puntas, a la enigmática figura del "segundo punta" ("enigmática" porque o es delantero o es mediapunta, que no mevengan con milongas...)

Por eso, en este mundo tan cruel del fútbol profesional es importante saber reciclar los métodos en pos de seguir siendo competente y competitivo.
Hay tres técnicos que me parecieron bastante relevantes en su momento pero que no han sabido crecer al mismo ritmo del juego y, personalmente, pienso que viven de su buena fama más que de lo que puedan aportar ahora al fútbol actual.

Menotti saltó a la fama mundial con el campeonato mundial conseguido con Argentina, que fue el único equipo que supó parar a Holanda, que tuvo una época de esplendor de juego en la segunda mitad de los setenta. Dio el salto al Barcelona con Maradona y la cosa no consiguió arrancar.
Tuvo un momento glorioso pero no supo continuar creciendo junto al fútbol. Ha tenido una carrera interesante en Argentina pero sin lugar a dudas no llegó a donde se esperaba de él.

Cruyff, que lo fue todo como jugador inició una dubitativa carrera como entrenador en Holanda hasta que el Barcelona en plena explosión del Hespèria, recurrió a su personalidad y conocimiento del club para iniciar un cambio de ciclo.
Y todo fue bien, en ocho años llenó las vitrinas del club con todos los títulos posibles... pero tras su pasó por Barcelona se ha dedicado más a su universidad para deportistas y a "arreglar el mundo futbolístico" desde columnas de diarios que ha plasmar todo lo que corrige de los demás.

Por último, mi querido Jorge Valdano, que entró en el fútbol español de la mano del Tenerife desde las divisiones más profundas para hacerlo pasear por Europa y más tarde darle al Madrid uno de los estilos más atractivos de los últimos años. Pero tras el pasó por el conjunto blanco no ha sido capaz de proyectar su fútbol ofensivo y de toque en corto en algo menos previsible y optó primero por los despachos y después por el comentarismo deportivo.
Tres ejemplos de entrenadores con aptitudes que tuvieron un momento glorioso pero que fueron más flor de un día que auténticos entrenadores con capacidad de reciclaje.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal