Entre caballerosidad y pillería

por | 22:29:00
Anoche, en el partido que disputaron en Lyon el Olympique y la Fiorentina se dio una de esas circustancias que abren debates en todos los estamentos de tertulia del fútbol, desde la barra del bar hasta en las tertulias radiofónicas.

Ganando los italianos con un doblete de Gilardino, que parece que demuestra lo buen delantero que es cuando ha escapado de la eterna sombra de Inzaghi, el campeón francés comenzó a apretar cuando le cayó un balón a Benzema que aprovechó un pase en profundidad para a su vez ejecutar un "pase de la muerte" para que Piquionne anotara el gol que daba pie a la remontada final (2-2 al final).

Pero el dato, lo que da pie a esta entrada es que en el momento en el que Benzema recibe el pase de Ederson toda la defensa viola pide la posición ilegal del delantero galo, pero en la línea de fondo aparece Zauri, tirado en el césped ya que se había lastimado en la jugada anterior y que con el tiempo que transcurrió bien dio pie a que cualquier jugador del Lyon lo viera y adviertiera que estaba lesionado... pero la jugada siguió y acabó en gol.

A raíz del tanto se organizó un pequeño tumulto que dejó los siguientes hechos, una amarilla para Benzema, otra para Gilardinho (por un pique entre ambos) y Zauri lesionado y sustituido.



Y llegados a este punto, nace el debate ¿se debe de lanzar fuera el balón cuando hay un compañero o rival en el suelo?
Yo soy de esos viejos románticos que lo echaría siempre, pero entiendo que a esos niveles no guste quedar como un pardillo cuando echas el balón fuera cuando vas a iniciar un ataque, y ves que, automáticamente, el jugador que yacía se levante y el rival te devuelve el balón a varias decencas de metros de donde lo tenías cuando lo tiraste fuera, más cerca de tu portería que de la del rival.

Curiosamente en la jornada del martes se dio un hecho parecido en el Camp Nou cuando Iniesta fue trabado cerca del área del Sporting y quedó tendido en el suelo, pero el propio Barcelona continúo la jugada de ataque, perdiendo el balón y dando pie a una contra de los lusos que fue cortada con una aparatosa falta de Piqué (gran partido, por cierto) que se encaró después con los jugadores portugueses por no echar el balón fuera.
Este tipo de picardías (entre muchas otras) son las que hacen que se tengan muchas reticencias a conceder la posesión al rival cuando hay un jugador sobre el césped.

Así que ¿a favor o en contra?
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal