Están un paso por delante

por | 21:32:00
Creo que no podemos discutir que el fútbol más atractivo para el aficionado en cuanto a vistosidad, belleza plástica, dinamismo y goles es, en estos momentos, el fútbol que se juega en Inglaterra.


Puede que en cuanto a nombres España e Italia le superen, puesto que el poderío económico de ambos países son algo más notables (lo que explica la proliferación de magnates foráneos en equipos ingleses en los últimos años) pero hace un tiempo, Laporta dijo una frase con la que podríamos explicar la diferencia entre la Premier y la Primera División y el Scudetto. Su adaptación sería la siguiente: “Italia y España compran Balones de Oro, la Premier los fabrica”.

Y aunque oficiosamente no sea así, de una manera intangible para los jurados esta afirmación sería tan cierta como que el cielo es azul o que sin oscuridad no habría luz.


Pero ¿de dónde nace todo esto? Personalmente siempre he defendido que no es cuestión de entrenadores, sistemas o jugadores, sino de una actitud hacia este deporte por parte de la sociedad inglesa, desde el aficionado menos entendido haste el máximo mandatario de la FA. A todos los extranjeros que juegan en la Premier les llaman la atención las mismas cosas: los campos llenos, la afición fiel y sobre todo, agradecida con la entrega y la virtud. Estoy seguro de que, por ejemplo, Raúl sería aplaudido en todos los campos de Inglaterra por todo lo que trabaja para el equipo aunque luego le saliera un mal partido y su equipo perdiera, no sería fácil leer malas crónicas (sin motivo, eso sí) contra él.


La premisa del fútbol inglés es la más simple y más recomendable que existe: si quiero ganar tengo que buscar el gol. No puedo negar que cuando es una momentánea victoria ajustada y queda poco tiempo, piensen un poco en defender ese resultado, pero se les da esa licencia por los minutos de ataque que han brindado. También creo que se cumple en Inglaterra aquello de “no hay rival pequeño”, un recién ascendido no se encierra, si no ataca es porque su rival lo esta haciendo, y no duda en que la poca posesión de balón que tenga debe ser para buscar el gol.

Pero por norma general, cada partido que veo de la Premier es un intercambio de ocasiones desde los primeros minutos hasta que las fuerzas aguantan.


Pero no me malinterpretéis, no vengo a decir que un fútbol táctico como el italiano u otro como el español, pasional y alegre, me parezcan inferiores, pero si menos atractivos para ver. Muchos partidos están acabando en España con alguno de los dos equipos sin realizar un tiro entre palos (o quizás este año le estén dando mucha coba a esta estadística) y en Italia, salvo alguna excepción, el disposicionamiento táctico acaba encorsetando al talento. Pero en Inglaterra se ha encontrado el equilibrio justo, la alquimia precisa, para que entrenadores, jugadores y espectadores (los tres factores importantes de este juego) estén encantados de lo que han visto.


Y lástima que, históricamente (aunque de un tiempo a esta parte parece que no) que los equipos ingleses bajan enteros cuando juegan fuera de casa ¿es su fútbol quimérico un rico manjar para el equipo europeo medio que devora al más mínimo espacio descubierto? ¿Jugar en “ambientes enrarecidos” les incomoda? He visto como un United de tres épocas diferentes (todas ellas intratable) ha sido humillado en viajes europeos por equipos que pese a no jugar “a la inglesa” son “perros viejos” y saben dónde y cómo atacar.


Dicen que sólo Kevin Keegan ha sido un inglés que ha triunfado fuera de Inglaterra, quizás sea porque los demás no entendían el fútbol que se hacía fuera.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal