Welcome Mr. Beckham

por | 13:44:00
La verdad es que parecía curioso como fluyeron los acontecimientos para la llegada de David Beckham a Los Ángeles para jugar en los Galaxy (por cierto, mi equipo favorito de la MLS).
Primero con la revisión del tope salarial, después con la mala primera vuelta del Real Madrid, en la que, pese a su empeño, seguía la línea del equipo y, por supuesto, la fuerte influencia de su mujer y sus grandes amigos, el matrimonio Cruise-Holmes, con la posibilidad incluso de llegar a ser actor.

Así que el inglés dio un paso importante (puesto que se me antoja difícil que pueda volver a Europa para jugar en un grande tras esta aventura) y a primeros de año anunció que al finalizar la temporada y su contrato se marcharía a Estados Unidos a jugar.
El efecto seguramente no fue el deseado puesto que inmediatamente fue apartado por Capello alegando que "no puede estar centrado sabiendo que el año que viene no va a estar aquí"

Por suerte para el centrocampista, Capello dio marcha atrás buscando un revulsivo y fue Beckham uno de los abanderados en la remontada blanca, hasta tal punto que se sopesó la posibilidad de intentar que se quedara.




Así ponía punto y final a su "sueño hecho realidad" de jugar en el Madrid, marchándose por la puerta grande y levantando una gran expectación en Los Ángeles.

Pero lo que se antojaba como algo equivalente a la llegada de la locomotora a África se empezó a diluir debido a que en primer lugar, Beckham se ha pasado más tiempo en actos sociales y publicitarios (¡oh! sorpresa) o lesionado, que entrenando o jugando partidos y en segundo lugar, que su equipo es el peor del país pese a su llegada y a tantear a Ronaldo o ha Zidane.

Por una cosa buena que ha dejado en los Galaxy...



... ha dejado otra mala




Creo que la aventura futbolística de Beckham en Estados Unidos no será exitosa o longeva, pero cuanto menos, que deje a los yankees un ejemplo de la profesionalidad y nobleza que dejo en Manchester o en Madrid.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal