Tanto se mintió que cuando fue verdad nadie se lo creyó

por | 23:03:00
Es como el famoso cuento, todos los veranos leíamos lo mismo sobre la marcha de Fernando Torres del Atlético de Madrid, que si el Barça, que si el Madrid, que si el Chelsea, el United, el Inter, el Milan... vamos, que todos los veranos, el nueve atlético "fichaba" por todos los grandes de Europa.
Pero al final no pasaba nada, Torres se quedaba, decía que se quería quedar para volver a su equipo de siempre a la grandeza y todos los colchoneros respiraban tranquilos.

Este verano no iba a ser menos, en esta ocasión, el Liverpool, la pequeña colonia española en la Premier League, era el que apostoba fuerte por incorporar al internacional español y todos leíamos las noticias con el run run de "ya estamos como todos los veranos". Que si cuarenta millones, que si iba a meter jugadores en la operación... Tomó fuerza la opción de treinta millones de euros más la vuelta al Calderón de Luis Gacría, donde ya cuajó un buen año.

Por supuesto cuando se trata, dejando a parte el tema meramente futbolístico, de un jugador llamésmolo "franquicia" de un equipo nadie es capaz de salir a la palestra para decir, "atléticos, vamos a vender a Fernando Torres". Pero esta vez, cuando todos pensábamos que iba a ser una milonga más, va y se cumple.
Todo olía raro cuando dos de los involucrados, el Atlético y Luis García, llegaban a un acuerdo este fin de semana, ahí me dije "a que esta vez sí..." y esta mañana saltó la bomba, el Liverpool se hace con los servicios de cara a la próximo temporada de Fernando Torres por unos treinta y seis millones de euros (recordemos que su claúsula de rescisión es de cincuenta millones tras la última renovación el verano pasado).

¿Qué me parece este pase? buff, imagino como puede sentirse un atlético a estas horas, pierde a su capitán, a un jugador criado en la cantera, a ese jugador que le salga o no lucha todos los balones arriba y a veces echa una mano abajo y con el que esperaban volver a arriba...
Pero fríamente, veo a un jugador que a penas pasa de la veintena, que tiene unas cualidades innatas para el fútbol: es rápido, técnico, comprometido y una buena capacidad física y como todos los jugadores, tiene aspectos por pulir, quizás los manos a manos o buscar algo de regularidad en su juego (los malos partidos no se cubren con carreras para buscar balones que se pierden por la línea de fondo).

A estas horas todo parece pintar para que Torres juegue la Premier el año que viene y me gustará ver cómo adapta su juego a una liga diferente a la española. Si se adapta bien, puede pegar un salto notable en el panorama futbolístico y justificar a quienes le defienden como un grandísimo jugador frente a los que dicen que es un jugador inflado por la prensa.

Desde aquí, suerte a Fernando y ánimo a todos los atléticos.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal