Fin de la Liga en España

por | 17:30:00
Vaya, si que he tardado en volver al blog, pero la vida entre dos casas y una de ellas sin conexion es bastante dura para mantener esto a flote.

Pues se acabó la liga en España, más emocionante que el final de la holandesa. Llegaron el Madrid, el Barça y el Sevilla con posibilidades de coronarse campeones, los blancos con un alto porcentaje, el Barça con el trámite del Nàstic y con el run run de los maletines y el orgullo herido del Mallorca y el Sevilla con la vela encendida en busca de dos tropiezos.
Empezaré de abajo a arriba puesto que a medida que se escala en la clasificiación hay más tela que cortar.

El Sevilla tenía que vencer en casa a un Vila-Real que estaba encadenando una buena racha de resultados (victoria en Mestalla y remontadas incluidas) que se jugaba la UEFA y con un Forlán en racha.
El Sevilla por su parte, sabía que aun goleando a los de la Plana tenían que contar con que el Barça perdiera y el Madrid no ganara... y quizás oyendo los comentarios desde el banquillo y, porque no decirlo, tocados por la oportunidad perdida (o robada) en Mallorca tenían la cabeza en cualquier otro sitio menos en el partido. Y si la cabeza no manda, los pies no trabajan.
Un postrero gol de los amarillos acabo con una temporada de ensueño para los sevillistas que puede rubricarse el sabado en el Bernabeu ganando la Copa.




Por su parte el Barça salió muy concentrado en Tarragona, donde se paseo (1-5) y durante sesenta y cinco minutos fue campeón. Un partido, ajenos a lo que se jugaban, sin historia...



Y todo se decidía en el Bernabeu. A priori, el Madrid sólo con seguir la dinámica de los últimos partidos debía ganar al Mallorca, no con dificultad puesto que la "celebración" de Calderón en la Romareda y las primas hacían de los baleares un rival motivado... y así fue.
El Madrid vio como a los veinte minutos encajaba un gol (que coincidía con el primero del Barça) y se comenzaron a ver pasear por el Bernabeu fantasmas de Tenerife... más cuando el Mallorca además estaba cómodo en el Bernabeu y no tenía sintomas de que fuera a cambiar.

Pero en la segunda parte nació el espíritu, el empuje y el Madrid fue poco a poco encerrando a los bermellones hasta que logró el empate por medio de Reyes tras buena jugada de Higuín (que sustituyó al hombre milagro en la Casa Blanca, Van Nistelrooy), parecía que lo más díficil estaba hecho. Con esas hordas de ataques basados en el agobio más que en el fútbol y en la necesidad más que en la precisión el Madrid logró en un córner el segundo tras un cabezazo de Diarra (que fue silbado en la primera parte) y en plena locura Reyes cerró el partido con un buen disparo en una contra.

Fin. El Madrid cumplía y arrebataba la liga al Barça y al Sevilla asegurando en el último partido. Además lo hizo como tantas veces en la segunda vuelta, remontando con el orgullo por bandera.




Ahora, quedan muchos interrogantes abiertos de una de las ligas más emocionantes que se recuerdan en los últimos tiempos ¿Qué pasara con Capello? ¿Por qué le temblaron las piernas a los jugadores del Barça en los últimos partidos en casa? ¿Sequirá el Sevilla esta progresión?
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal