Destino Maracaná: España

por | 10:00:00
Siguiendo con las impresiones de algunas de las selecciones que disputarán la fase final de la Copa del Mundo, toca dedicar unas líneas al actual defensor del título, España, que llega a la cita con opciones intactas de aspirar a un histórico segundo título pero muy consciente de que puede ser el reto deportivo más importante al que se enfrente esta generación de futbolistas a lo largo de su carrera.

Porque si algo ayuda a empatizar con este equipo es ver como el núcleo duro del equipo desde, podríamos decir que, 2006 ha ido experimentando una evolución en su juego, escribiendo un interesante ensayo donde entorno al balón ha ido explicando cómo usar esa posesión para atacar, para vivir en campo contrario y, más recientemente, para defender rentas cortas.
En su haber figura además el matiz de conocer ya gran parte de las condiciones con las que se encontrará en Brasil después de haber disputado la Copa Confederaciones hace un año.

Casillas ha sobrevivido a un par de temporadas duras en cuanto a la continuidad en su juego y la lesión de Valdés, gran candidato a relevarle en el puesto de portero titular, cerró un debate manchado de ajustes de cuentas.
Delante de él, la pareja Ramos - Piqué llegará en un momento fino de forma, lo cual significa que el valladar español contará con dos de los mejores centrales del mundo. Por los flancos dos extremos reconvertidos a laterales como Juanfran y Alba dan buena pista de que serán dos jugadores destinados a vivir muchos minutos en campo contrario, crear superioridades en la zona donde se gesta todo y realizar un desgaste importante en subidas y bajadas.
La aparición de Azpilicueta ayudará a dar posibles descansos en ambos laterales gracias a su polivalencia. Un gran refuerzo que podría contar más de lo que se espera.



Por delante el doble pivote formado por Busquets y Alonso que tanto ha dado que hablar en otros torneos, ha sido totalmente aceptado por crítica y afición vistos los resultados y sobre todo, el rendimiento que han dado ambos jugadores. Tácticamente entre lo mejor de la posición corrigiendo posibles desajustes y técnicamente proporcionando tanto una salida limpia como un pase filtrado que rompa con el ataque elaborado que figura como primera premisa.
A partir de esa línea España ha ganado en cuanto a variedad y riqueza en su juego. Xavi como temporizador, Iniesta como factor desequilibrante, Silva, Mata y Cazorla como acompañantes de la figura de 9 o falso 9... sólo la baja de Navas resta un perfil diferente al ataque español, aunque tal vez Pedro, un jugador tocado por la varita cuando viste la camiseta nacional, pueda hacer ese papel.

Una de las grandes novedades que presentará España en este Mundial será en el ataque. Con Villa ya acostado en una banda y, tras la irrupción de Cesc como referencia ofensiva, dejando a Torres como el plan B, la irrupción de Diego Costa ha supuesto un ingrediente la mar de interesante y que supondrá un dolor de cabeza para los rivales de los de Del Bosque dadas sus 'condiciones que condicionan' el juego de España. Contar con Costa en el once es hacerlo con un jugador que rompe con todo lo que los rivales puedan esperar, fijará a sus centrales y ante un intento de presión pueden encontrar al hispano-brasileño en largo sin que sean balones perdidos.

Este análisis sobre el ABC de lo presentará España en el Mundial, tengo por seguro de que se quedará anticuado incluso en el primer partido gracias a la evolución en el juego que ha ido perpretando Del Bosque en cada gran torneo, sólo queda saber si serán ellos lo que se adapten mejor a explotar los fallos del rival o forzarán a los rivales a abandonar su idea primaria y someterse a lo que proponga España.


Bonus tracks:
Junto a la polivalencia de Azpilicueta, la de Javi Martínez como central o centrocampista
¿Falso 9 + hombres abiertos + laterales como interiores?
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal