El estreno victorioso de Moyes en el United

por | 16:31:00
Poco a poco vuelven las grandes ligas a recuperar su actividad. Las Supercopas son una bonita previa aunque por más que se empeñen son pocos los torneos que logran quitarse la etiqueta de 'primer partido oficial de la temporada' y hasta al cabo de nueve meses el haber ganado la supercopa ni se contabiliza como título oficial en esa temporada.
Pero la Community Shield de 2013 tenía un interés especial en saber cómo sería el estreno oficial de David Moyes al frente del United después de 27 años de Ferguson.

La pretemporada del United no ha sido del todo ilusionante. Sólo una victoria en cinco partidos (tres de ellos ante equipos asiáticos) dejaban entrever que el periodo de transición desde un escocés hasta otro no iba a ser cosa de poco tiempo. Y es que no podía ser de otra forma ya que en la plantilla del United hay jugadores que llevan perfectamente siete u ocho años acostumbrados a trabajar de una forma (alguno incluso hasta más de veinte) y seguro que estarán asimilando nuevas rutinas.
Aunque sirva esto como triste excusa para los resultados negativos ante rivales inferiores, a veces nos olvidamos de que las pretemporadas son para coger forma y ajustar mecanismos de juego y no para contar victorias o goleadas.

Pero quizás lo que más haya preocupado al aficionado del United sea la falta de fichajes de nivel (no olvidemos al uruguayo Varela). El coqueteo con Fellaini, las ofertas fallidas por Cesc unidos a los pájaros que rondan la cabeza de Wayne Rooney hacen temer por una bajada de nivel ya no por retener el título de campeones locales, sino también por recuperar un puesto en la realeza de la Champions.
Una previa extra-futbolisítica que hacía que se hablara poco del United de Moyes sobre el césped.



El partido que se asemejó más a uno de pretemporada que al inicio de la competición oficial, se desarrolló con un ritmo muy lento, con un dominio del balón por parte del United bastante claro y casi sin emoción cuando Van Persie hizo el primero cuando algún aficionado estaba todavía tomando asiento. Este control sin sobresaltos y un segundo gol del fantástico delantero holandés hicieron que Moyes se llevara su primer título en menos tiempo del que lo consiguió Ferguson (!) y los ánimos antes de arrancar la Premier estén, cuanto menos calmados.
Sobre el césped parece que la idea que tiene el ex del Everton es la de dibujar un 4-4-2 con una variante interesante, como la de centrar mucho la posición de un jugador de banda, como en este caso fue Giggs y la de hacer que uno de sus delanteros (ayer fue Wellbeck, pero si no pasa nada, será Rooney quien lo haga) también baje unos metros su posición para crear siempre superioridad en el medio, fundamental para la fluidez con el balón y la primera presión sobre el nacimiento de la jugada del rival.

Zaha, otra de la incorporaciones, quiso protagonismo desde la banda derecha, pero dejó claro que queda mucho con lo que trabajar para que sea un jugador que pueda aportar, por lo menos, lo mismo que Valencia. La 'centralización' de Giggs dejó toda la banda para Evra que lo agradeció poniendo el centro del primer gol.
Son detalles, pequeños automatismos que se dejaron ver en un partido oficial donde nadie parecía tomárselo muy en serio pero que fue un nuevo e importante capítulo en la historia del United. El primer partido oficial del United sin Ferguson en casi treinta años y que, por suerte, se tradujo en un título.


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal