Reus, Khedira y Löw en el Irlanda 1 - Alemania 6

por | 20:25:00
Anoche Alemania pasó por encima de una Irlanda que sigue manteniendo el atractivo de ver a Trapattoni entrenar, de una afición fiel y alegre o incluso jugadores interesantes, pero que ante rivales con paciencia con el balón, se muestra carente de contenidos y, a pesar de ordenada, las limitaciones técnicas acaban desmontando todo el entremado.
Durante la primera media hora, el equipo de Löw si bien acaparó el balón de manera casi obscena, no imprimía ritmo para pillar a la doble línea de cuatro irlandesa y veía como muchos balones acababan en los pies de Boateng, el problema menos preocupante para los de 'Trap' en zonas de ataque y de ahí, una vuelta a empezar.

En esto que Reus por guión o instinto decide ser una referencia. Referencia para sus compañeros siendo siempre una opción clara de pase primero y un acelerador del ataque una vez entra en contacto con el balón. En unos pocos minutos fuerza un penalty que no se sanciona y marca dos goles. El primero por estar más vivo que nadie en el área y el segundo culminando un buen contraataque. En ese segundo murió el partido en cuanto a competitividad.
Khedira fue otro jugador a tener en cuenta. Con Alemania, cuando se dispone en un 4-1-4-1 no es él quien enlaza las dos líneas de cuatro hombres, sino Schweinsteiger. En una posición más avanzada a la que ocupa en el Real Madrid su juego si bien no cambia, si que obtiene resultados diferentes.
Primero es que son más vistosos. Se anima a disparar de media distancia o a dar pases con peligro. Esto es algo que no es nuevo, pero que rodeado de jugadores como Reus o Klose, cobra mucho sentido.

La segunda mitad nos presentó una borrachera de goles quién sabe hasta qué punto influenciado por el cambio de Khedira por Kroos. El jugador del Bayern hizo dos goles más, muy parecidos con sendos disparos desde fuera, en situaciones también semejantes a las que se podía haber encontrado Sami en el primer tiempo. Pero su alineación se corresponde más a lo que 'sueñan' muchos seguidores de La Mannschaft a la hora de aprovechar la fantástica generación de mediapuntas que posee Joachim Löw ahora mismo: Schweinteger y por delante Müller, Özil, Kroos y Reus... No suena nada mal a la hora de encontrarse un partido como el de ayer ante Irlanda y teniendo en cuenta que Mario Götze se muere por entrar en ese once.

No es la primera vez que hablamos de la buena salud en esta línea en la selección alemana y su rendimiento en los últimos torneos a nivel clasificatoria habla de un equipo con tablas como para presentarse en Brasil y dar ese paso adelante y levantar un trofeo importante que se resiste desde la ya lejana Eurocopa de 1996.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal