Cinco ideas atrasadas del Madrid 1 - Barcelona 3

por | 18:10:00
Cuatro días después, sí, pero me quiero desquitar del partido que debía parar el mundo contándoos algunas cosas que me pasaron por la cabeza, seguro que obviedades o cosas que ya habéis leído, pero no por ello deben caer en el pozo del olvido.
Y claro, por no sobrecargar, me autoimpuse, además, no comentar nada de Barça o Madrid desde que los blancos ganaron al Ajax hasta que terminase el partido. Probad a hacerlo, luego veis el partido con más ganas.

Mourinho: Se habla de ‘baño’ de Guardiola la portugués, pero creo que el técnico no es que fuera superado, es que se vio sorprendido (algo muy diferente). Me da que él era de los que esperaba al Barça con una defensa de cuatro durante todo el partido o por lo menos durante gran parte del mismo y perdió en el medio del campo.
También habría que hacer la reflexión sobre los planteamientos. Muchos hemos pedido un Madrid que le jugara al Barça de tú a tú y el sábado, pienso, que Mourinho vio que era el momento y razones tenía. Pero el tan criticado trivote, la posición de Pepe en el medio o el ceder el dominio para dar un zarpazo final le ha ido mucho mejor al equipo blanco ante el Barça de Guardiola que las dos veces que ha tratado de jugarle de igual a igual.

Guardiola: Igual es una tontería, pero también me dio que pensar. El de Santpedor parece que le gusta usar el Bernabéu para ‘inventar’. En su primer año apareció ‘el faslo nueve’, el año siguiente puso a Alves de extremo derecho (aunque la cosa duró media hora) y sólo el abril de la pasada temporada, el de los cuatro clásicos, nos privó de ver algo nuevo, por la idea de encarar esos cuatro partidos como un ‘playoff’.
En la Supercopa, quizás no fue algo revolucionario, pero el trabajo de Alexis a la hora de ‘preocupar’ y seguir a Marcelo también fue reseñable.
Y el sábado, según cuenta Guardiola, la idea era empezar con cuatro atrás para pasar a los tres cerrando. Esperaban un Madrid apabullante de inicio y quería contener sus embestidas para luego imponer su juego, pero el gol blanco hizo que el empuje madridista se disipara antes de los esperado y facilitó su camino.


El gol de Benzema: Conseguir un gol antes de los treinta segundos invitaba a pensar que el escenario era el ideal para el Madrid, sobre todo ese Madrid bestial de las primeras medias horas de sus partidos. Obligaba (?) al Barça a ir a por el empate bien pronto y dejar espacios, pero claro, querer matar a la contra a un equipo que acaba las jugadas o que tiene mucho balón es complicado y eso acabó apagando al Madrid antes de lo pensado. A partir de ahí, ocasiones sí, porque es imposible que un equipo como el de Mourinho no genere ocasiones con lo que tiene arriba, pero la poca continuidad desesperó al equipo y lo presentó como ‘vencido’ casi desde el minuto veinte.

Los nuevos: Escuché en ‘Ecos del Balón’ la idea de que Guardiola y Mourinho hubieran fichado a Coentrao, Alexis y Cesc como ‘alternativas’ a lo mostrado en sus duelos directos. No sé si comparto esa idea, quizás es pronto para asegurarlo, pero sólo el chileno realizó un partido acorde a lo esperado. Cesc marcó, pero su misión de salir del centro para dar espacio a Messi le restó participación de calidad en el choque, aunque al menos se va con el gusto de haber marcado un gol.
Y luego está Coentrao, que no jugó de interior o lateral izquierdo, como ya habíamos visto, sino de lateral derecho. La idea era que la diagonal de Villa o Pedro (que no fueron titulares) cayera siempre hacia su perfil bueno, pero la idea fracasó de inicio y el hombre hizo lo que buenamente pudo.

Cristiano Ronaldo vs. Messi: Es un punto que hay que tratar por muchos motivos. Son los dos mejores del mundo en el partido de mayor nivel hoy en día, pero creo que en este punto seré breve: el luso alimentó los motivos para creer en la leyenda sobre sus pobres actuaciones en los partidos grandes (o ante el Barça) mientras que el rosarino, quizás con menos brillo que en otras ocasiones (y sin el gol que le convertiría en el mejor culé ante los blancos) tiró del equipo y supo moverse para sumar siempre o, en su defecto, hacer que sus compañeros tuviera un trabajo menos complicado.
Parece que con Messi hay hasta respeto dentro del campo entre los jugadores del Madrid y las convicciones se convierten en dudas cuando arranca a toda velocidad con la pelota cosida a la bota.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal