Three Lions: Una de reencuentros

por | 15:49:00

Por David Díaz

Es habitual en los sorteos, un exjugador con ganas de revancha regresa dónde no consiguió triunfar o le toca el enemigo acérrimo de tu equipo de origen. Pasa sorteo sí y sorteo también y esta vez no será diferente, aunque el personaje en cuestión ya obtuviese “vendetta” la pasada temporada, podrá volver a disfrutar de las mieles de la venganza.
 
El caso es que Kevin Prince Boateng volvera a White Hart Lane solo dos años después de que lo abandonase por la falta de rendimiento. El germano-ghanés llego en la era Juande Ramos como fichaje del exdirector deportivo Damien Comolli como una de las promesas del fútbol germano ya que costó 8 millones de € su traslado desde Berlín (jugaba en el Hertha). Pero sus actuaciones no eran todo lo afortunadas que se hubiese deseado, y es que era un jugador con tanta calidad como poca cabeza, algo que le solía pasar factura y que le llevo a irse cedido en invierno de 2009 al Borussia Dortmund dónde apenas jugaría 10 partidos.
 
En la temporada 2009-10, con Harry Redknapp (el mismo que le cedió) se vio que no iba a tener minutos, y se decidió por traspasarlo al Portsmouth a cambio de 4,5 millones de libras (una deuda que después quedaría compensada con el traspaso de Kranjcar al tener el Pompey graves problemas financieros). En Fratton Park fue uno de los grandes pilares de un equipo junto con otro spur, Jamie O´Hara (este solo estaba cedido),  mientras que el equipo estaba sumido en unas deudas que sele llevaban irremediablemente a Championship.
 

Pero la temporada no fue del todo mala y el azar le dio la oportunidad de demostrar a los spurs que si tenia nivel para la Premier y que se habían equivocado, ya que en las semifinales en Wembley de la FA Cup consiguió dar la sorpresa al eliminar a todo un Tottenham con una asistencia y un gol en la prorroga de Kevin Prince. La faena no pudo ser perfecta y en la final se perdió 1-0 contra el Chelsea, y para más inri Boateng fallaría un penalty con 0-0 en el marcador. Eso redondeo una buena temporada que acabo con su presencia en Sudáfrica con la selección de Ghana, aunque antes lesionaría a Ballack en dicha final de FA Cup, lo que le ocasionaría un rifi-rafe con su hermanastro Jerome Boateng actualmente en el Manchester City. La presencia mundialista le hizo adquirir un nombre dentro del panorama futbolístico y la Genoa le ficho, y después le cedió al AC Milán, que será el rival de los Spurs en los octavos de final de la Champions League. Con los rossoneri esta consiguiendo hacerse sitio detrás de los delanteros y será uno de los peligros italianos del choque.
 
Pero no será el único que retorna para jugar contra sus ex, y es que en el modesto Copenhaghen vive sus últimos días de fútbol un viejo conocido de Stamford Bridge, Jesper Gronjkaer. El danés jugó en Stamford Bridge de 2001 a 2004, y llego a costar casi 12 millones de €, algo que no se pudo amortizar hasta que se fue al Birmingham City.
  

Su historia en el oeste de Londres estuvo marcada por las lesiones y no pudo demostrar lo que se había visto de él en el Ajax a Ranieri (el entrenador blue de entonces). Y solo se le vio regularmente y a un nivel bueno en la temporada 2003-04 en la que el Chelsea terminaría en segunda posición detrás de “Los Invencibles” del Arsenal. Después Birmingham, Atlético de Madrid, Stuttgart y finalmente Copenhagen han visto jugar al que fuese en su día el traspaso más caro de la historia de un jugador danés
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal