Toco y me voy: En desacuerdo con el Cuchu

por | 14:00:00

Por medio de un tweet de nuestro gran amigo Ariel Judas, me enteraba de unas declaraciones de Esteban Cambiasso de donde rescato el siguiente extracto:



Realmente no sé hasta que punto ha podido calar la frase en la hinchada argentina, justo en un momento delicado: la salida de Maradona, la llegada de Batista, Grondona pululando, Messi tratando de destacar de una vez por todas... y claro, todo esto justo antes de la visita de España. Creo que muchos aprovecharán para montar alguna polémica inútil, de un lado y de otro. Seguro que todavía están frescas en la memoria colectiva los cruces de declaraciones y opiniones que, bueno, quizás sea fruto de un pique sano, pero siempre hay alguien que las tome por donde no toquen.

g_Cambiasso_576x324Ahora bien, apartándonos de ese pique, me gustaría analizar el contexto y lo oportuno (o no) de que el Esteban Cambiasso haga público el deseo de jugar en un equipo que practicara el 'posesión + progresión'. Primero porque a pesar de se un jugador muy experimentado y que, recordemos, viene de una gran campaña con el Inter, vuelve a la selección después de un tiempo suficiente y en medio de una situación bastante complicada, tratando de recuperar su identidad futbolística, veo que acude casi como un debutante y seguro que no es lo más acertado el acudir lanzando tal alago al próximo rival.
Vale, es un amistoso, pero tal y como ha transcurrido el verano, hay ganas de batir a España.

El otro motivo por el que me parece que Cambiasso no estuvo acertado, es por lo que lo de la identidad que os comentaba antes. No soy un especialista en la historia de la Albiceleste, pero sí que es un equipo al que procuro seguir por lo que admiro el fútbol en clave argento. He visto a Argentina jugar bien al fútbol y no le hace falta el tener que imitar ya no a España, sino a ningún equipo. Argentina con el toque en corto, la garra y la velocidad ha firmado grandes partidos. Y por no decir de la suerte que ha tenido siempre de contar con jugadores de primer nivel mundial en sus equipos.
No es de recibo que el 'Cuchu' insinúe que Argentina debería jugar como España. A España le ha costado muchísimos años encontrar una identidad en su juego y ahora recoge los frutos. Argentina la encontró hace mucho más y sólo hay que ver su historial para ver que es un equipo grande. ¿Por qué no trabajar en recuperar esos valores en lugar de 'copiar' otro?

El martes Argentina recibirá a España en el Monumental. La primera prueba de fuego de la era Batista, a caballo entre el interino o el DT 'titular' y, sin lugar a dudas, una gran oportunidad para recuperar la grandeza.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal