Ya tenemos finalistas de Copa

por | 23:50:00
Insisto en que hay fútbol más allá de Barça y Madrid y esta edición de la Copa creo yo que nos lo está demostrando. Sevilla y Atlético de Madrid se verán las caras en la final.
Uno por sus grandes resultados en los útlimos años y otro por su historial nos regalarán una final inolvidable, estoy seguro.

El miércoles por la noche se resolvió la primera semifinal. El Sevilla en una manga terriblemente igualada eliminó al Getafe.
Mucho le costó a los de Jiménez el pase a la final porque estoy seguro que muy pocos eran los que apostaban por un Getafe tan osado en el Pizjuán como el que vimos.
Aquí se produjo un hecho que a mí por lo menos me llamó más la atención, y es que gracias a una valiente decisión del entrenador sevillista, el partido cambió por completo hasta el punto de que la ida se cerró con una ventaja para los sevillistas tan cómoda como poco merecida para el Geta: 2-0.

En la vuelta muchos preveían sangría debido a que el Sevilla podía aprovechar la necesidad de los azulones para finiquitarlos a la contra. Y no fue así.
También quiso mandar el equipo dirigido por Míchel y a punto estuvo de forzar la prórroga, pero el gol de Soldado no bastó ante un Sevilla que si bien no salió a amarrar, sí que fue a rebufo del Getafe.

Y si esta ronda fue la de la igualdad, la que enfrentó al Atleti y al Racing fue la de las polémicas. Más aún cuando encima entre la ida y la vuelta se encontraron también en Liga en un partido no menos polémico.

Tocó en la ida la cara buena de los rojiblancos que además se vieron beneficiados por unos errores muy graves del colegiado. Excesivo castigo el 4-0 con el que los de Portugal se volvieron para casa... o quizás pagaron por su falta de ambición.
Ya en el Sardinero tocó ver cómo el Atleti sacó un equipo casi titular pero sólo con el 'Kun' en punta. Cinco defensores natos, pero uno de ellos, Valera, actuando en el centro del campo... las rarezas de Quique.

El partido empezó loco con dos autogoles en antes de los diez primeros minutos de partido. El primero dio unos minutos de ilusión al Racing pero en el 8' otro Moratón devolvía el favor y le daba mucha tranquilidad al Atlético que, a su manera, dominó el partido y si ya parecía sentenciada con el empate al descanso, más cuando Jurado anotó el segundo.
Aún así, el Racing quiso cumplir con su hinchada y sacó fuerzas de flaqueza para voltear el partido y despedirse de la competición con un insuficiente 3-2

Con todo esto el club rojiblanco llega a la final 10 años después y, como os decía al principio, una final que, de primeras, sólo por nombre, ya tiene un cartelón impresionante.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal