"Le nouveau roi"

por | 10:00:00
Ya se nos ha marchado el 2009. Futbolísticamente hablando, si estamos leyendo esto, hemos vivido la mayor gesta lograda por un club en toda la historia. Conquistar todos los campeonatos importantes en liza es algo de admirar y desde aquí mi mayor felicitación al FC Barcelona.

Pero como el fútbol es presente y ya hemos cambiado de año e incluso de década...¿o no? Ahora estoy en duda, a ver si alguien me la resuelve. Nos plantamos en el primer día de 2010 y os quiero traer unas cuantas impresiones de algo de lo que no solemos hablar mucho por aquí, la Liga francesa y más concretamente del Girondins de Burdeos.

La temporada 2008-09, diez años después de su última victoria en el campeonato doméstico, este Girondins fue capaz de destronar al Olympique de Lyon superando todas las expectativas y rompiendo la hegemonía impuesta durante siete largos años. Para esta temporada, en casi todas las quinielas volvía a sonar como campeón el Lyon, dejando en mero traspiés y casualidad el título logrado por el Burdeos. Además, a pesar de haber perdido a la gran estrella emergente, Karim Benzema, en favor de la galaxia blanca, sus refuerzos habían sido, a priori, más que acertados.

Los Cissokho, Bastos, Gomis y Lisandro López debían hacer volver por sus fueros al equipo y tener un punto de exigencia más alto en Europa. En Champions, de momento, andan clasificados tras el grupo para octavos de final y, cosas del destino, Benzema, el hijo pródigo, tendrá un rápido retorno a Gerland puesto que se enfrentan Real Madrid y Lyon en la siguiente ronda. Desde la jornada 13, ahora nos situamos en la 19, en aquel loco partido pero increíble para los espectadores Lyon 5 - Marsella 5, no ha levantado cabeza y sólo ha encadenado derrotas y empates que le sitúan a trece puntos del líder. Remontar parece casi una misión imposible y sólo clasificar para jugar el año que viene en Europa podría salvar la más bárbara de las catástrofes. O, desmelenarse en Europa y lograr la Champions, algo que a todas luces, parece muy lejano.


En esa punta de la clasificación nos encontramos con el Girondins de Burdeos, un líder sólido. Este año, gracias a ese maravilloso nuevo canal de televisión, he podido disfrutar de varios partido de la Ligue One y alguno de Champions que no fuese con representante español y con este equipo ha sido con uno de los que más he disfrutado.

Laurent Blanc, antiguo caballero de la retaguardia de equipos como FC Barcelona, Manchester United e Inter de Milán y bastión de la Francia campeona de 1998, es uno de esos técnicos modernos. Éstos aúnan experiencia a través de su andadura como futbolista profesional, preparación técnica, capacidad de aprendizaje y algo que cada vez es más importante, mano izquierda y psicología con su plantilla. Es un equipo que al verlo jugar, rápidamente notas que cada jugador tiene su rol asumido y las ideas muy claras.

Su columna vertebral: Carrasso (portero con grandes reflejos y bueno en el mano a mano), Tremoulinas (rápido, ofensivo, buen defensa y gran centrador, se está convirtiendo en uno de los mejores laterales izquierdos del mundo. Por cierto, con la crisis que hay en este puesto y Francia anda con Abidal, Evra y este muchacho), Fernando Menegazzo (mediocentro defensivo con fuerza y mucha inteligencia táctica), Chamakh (a pesar de estar en último año de contrato y haber tenido una gran oferta del Arsenal en verano y declarar que quería marchar, ante la negativa de su club ha sido capaz de no declararse en rebeldía y dar lo mejor de si mismo. Ahora mismo es el gran estilete del conjunto y su entendimiento con la gran estrella de su equipo es una especie de simbiosis indestructible. Joven, luchador, rematador, hábil y trabajador son sus máximas cualidades), Gourcuff (cada vez que toca el balón me pregunto ¿por qué en Milán dejaron escapar este jugador?, reúne liderazgo, plasticidad, asociación, último pase e incluso gol. Si los franceses están buscando la reencarnación de Zidane aquí puede estar, me recuerda mucho en su juego, ojalá llegue tan alto). Con esto, algunos muy buenos compañeros y la audacia táctica de Blanc (posible grandioso relevo de Ferguson o de Domenech o incluso de Guardiola), lideran esta Liga Francesa que poco a poco se está haciendo con un rincón obligado de mi tiempo. A destacar es su clasificación por la vía rápida en Champions en un grupo que incluía a Juventus y Bayern de Munich ganándoles a los dos en casa e incluso profanando el Allianz Arena.

Con todo esto les auguro un gran futuro, creo que ha nacido "El nuevo rey" del fútbol francés.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal