Apoyo para Rubiales

por | 17:00:00
Escrito originalmente para DonBalón.com

No sólo el levantar copas son experiencias que marcan a un jugador profesional a lo largo de su carrera. Aunque estemos acostumbrados a leer sobre la gloria de nuestros ídolos muchos capítulos de lucha y sacrificio se esconden detrás de los afortunados que se pueden ganar la vida con el fútbol. En muchas ocasiones jamás llegan al gran público y gente que ha sufrido para llegar a la élite o que ha luchado por un fútbol mejor quedan en el olvido rápidamente.


Este podría ser el caso de Luis Manuel Rubiales, bravo lateral zurdo que desempeño su carrera en el Xerez y el Levante principalmente. De esta etapa en el equipo granota guarda, además de gratos recuerdo deportivos, una dura experiencia profesional en forma de severos atrasos en el cobro de nóminas. Mucho se habló de aquel Levante que estuvo a punto de no presentarse a los últimos partidos de Liga a modo de protesta contra los dirigentes del club y fue Rubiales uno de los principales líderes de aquel equipo que fue ejemplo de profesionalidad durante muchas semanas y que finalizo aquella campaña perdiendo la categoría, al ver como, a mitad de la temporada muchos jugadores, al no cobrar, se marcharon.

Rubiales también se marchó al acabar aquella temporada al Alicante y al año siguiente al Hamilton escocés, equipo con el que sólo estuvo un mes ya que se retiró del fútbol el pasado 30 de septiembre. Porque desde su salida del Levante, el jugador de Motril ha estado trabajando en mejorar el actual sindicato de jugadores profesionales en España y al ver que todo lo que había movido junto a otros jugadores en situaciones parecidas no era tomado en cuenta por la AFE, decidió centrar todos sus esfuerzos en esta causa, que si bien en las dos principales divisiones de nuestro fútbol es grave, más abajo es debastadora hasta el punto de hacer que desaparezcan equipos y dejando colgados a muchos jugadores que no disponen de los medios para recuperar el dinero que se les adeuda.

El ex jugador lidera a un grupo que aboga, entre otras muchas cosas, por un convenio laboral para los jugadores de Primera y Segunda que no existe en la actualidad y por una seria revisión del que rige las categorías inferiores de nuestro fútbol que data de 1983. Así mismo comprobada la dejadez y la poca eficiencia de la actual dirección de la AFE, ha reunido las firmas necesarias de los asociados para convocar elecciones en el sindicato que por parte de la actual dirección están siendo postpuestas continuamente, dando ante sus afiliados una imagen de inoperancia y poco interés por cambiar las cosas que se desea no sea real.

Cierto es que en nuestra Liga existe un elenco de jugadores que no se tendrán que preocupar de qué harán cuando acaben su carrera, ya que tiene su vida, la de sus hijos y la de sus nietos seguramente resuelta. Pero son sólo unos afortunados, una minoría en comparación con la cantidad de jugadores que, vale que tienen la suerte de ganarse así la vida, pero que en muchas ocasiones no saben que les deparará el mañana, literalemente.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal