Sin Cristiano

por | 13:38:00
Esta jornada se cumple uno de los condicionantes que los que están en contra del Real Madrid repetían una y otra vez: Cristiano Ronaldo no juega y además el Madrid se enfrenta a uno de los rivales de entidad de la Liga y en campo visitante. Mañana veremos otro Madrid diferente del que hemos visto hasta ahora, falta saber si será mejor o peor.

Y es que el Madrid ha dependido mucho de los arrebatos de calidad de un jugador como Cristiano, aunque para mi está siendo clave la aportación de Guti. Pero ante el Sevilla no va a tener las cabalgadas de Cristiano para solucionarle el problema. El cómo va a ser el juego atacante del Real Madrid es una incógnita, pero lo cierto es que la falta de una de sus piezas puede mejorar el estilo de juego madridista.

Los especialistas tienen un problema: el resto del equipo cree que su única función es darle el balón a ese especialista y él que se apañe. Pasa con Cristiano Ronaldo, con Ribery, con Messi e incluso con otras especialidades: pasa con Zigic, lo poco que juega con el Valencia. Es un defecto que tienen muchos equipos, pero si lo solventan se convierten en equipos con muchos recursos. Si dan el paso, se vuelven en otra cosa, la evolución les cambia.

Por eso el partido sin Ronaldo, puede ser clave para que el resto de jugadores vean que no hace falta darle el balón y que se la juegue, que un engranaje de cinco o seis jugadores moviendo el molino a la vez es mucho más fuerte que una sola llave intentando girar una gran cerradura.

Lo contraproducente es que si no sale bien, la ansiedad de no tener a Cristiano puede pasarles factura y vean mayor la necesidad de tenerle al lado para que solucione todos los problemas.

Quiero hacer notar que no he nombrado a Kaká en todo el post. Kaká me parece el verdadero ser superior de ese equipo. Da igual cómo jueguen, Kaká deambula por el campo como si flotara, ve el juego y hace jugar al resto cuando coge el balón, pero solo cuando coge el esférico. Si no se lo dan, él desaparece entre un mar de piernas rivales y un castigo de patadas tobilleras. Kaká es la clave para que el Madrid carbure, Kaká es el Riquelme de Pellegrini, es la pieza que va a conseguir que todo marche, pero aún no está en funcionamiento a plena potencia. Cuando lo esté voy a disfrutar viendo fútbol.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal