Resumen Champions, jornada 2

por | 22:28:00
Enfrascado en la vista para sentencia del Bernabeu, procedo a resumir con brevedad mis impresiones sobre la actuación de los equipos españoles en la jornada Champions. Allá vamos.


Barcelona-Dinamo Kiev: contra un equipo ramplón y vulgar es difícil jugar un buen partido. El Barça ha hecho los deberes y se lleva un resultado justo. Veo cosas buenas, como el buen primer tiempo de Iniesta, la clase que se empieza a adivinar a Pedrito (a este paso, Señor Pedro), la importancia que sigue dando Guardiola a la cantera y la constancia de Messi en el juego. Pero adivino algo que seguramente será un error de percepción por mi parte, pero que me preocupa: la magnificencia culé de tiempos pasados está siendo paulatinamente substituida por una receta muy madridista como es la pegada sin más. Queremos que el Barça sea el Barça de siempre, aunque muchos me podrían llamar alarmista por esto.

Rangers-Sevilla: cuando digo que el Sevilla es una alternativa seria a los dos grandes, la gente no me toma en serio. Ayer dieron una lección de superioridad en un lugar donde el fútbol es mucho más que una cuestión de vida o muerte. La palabra que define al Sevilla este año es la suficiencia, pese a los apuros de la primera jornada. El equipo andaluz tiene cosas que decir este año. Tiempo al tiempo.

Real Madrid-Marsella: seguramente el OM va a ser el equipo que menos rédito obtenga de acuerdo con su nivel de juego, pero el fútbol es así. Ha planteado una primera parte muy digna, con fuerza, buen planteamiento defensivo y fogonazos en ataque. Pero en seis minutos se ha llevado tres goles y una expulsión. Por otra parte, el Madrid tiene tres atacantes increíbles: Kaká aporta una capacidad de sorpresa inusitada, con un cambio de ritmo que se suma a sus múltiples virtudes, Cristiano Ronaldo tira dos veces y marca tres goles, y Benzema tiene un futuro esplendoroso, porque tiene físico, clase y (lo que le hace un delantero diferente) altruísmo. Aun así, se espera mejor juego del Madrid. Y espero que Gago desaparezca poco a poco de las alineaciones. No creo que mejore a Granero ni a Van der Vaart. ¡Ah! Y espero que Deschamps no se vuelva a dejar al mejor en el banquillo: Ben Arfa es mejor que cualquier mediocampista o delantero que haya puesto hoy en liza.

Oporto-Atlético: No me importaría escribir en un blog de entomología, macroeconomía o cualquier coñazo (respetable) con tal de ahorrarme este trago. El Atlético, insisto una vez más, es un equipo diseñado con un bolsillo esperando comisiones más que con un cerebro esperando resultados. No, definitivamente no se puede jugar con un doble pivote Cléber Santana-Assunçao durante 90 minutos en un partido de Champions y esperar que el balón circule con criterio. Cierto que ha dominado al Oporto, pero es una tónica peligrosa que se suele romper con jugadores de clase en mediocampo. Y no con Jurado en banda (?). Perea no puede jugar de lateral a banda cambiada (además, Perea es central). Este Atlético tiene un techo y es lo logrado hasta el momento. Salvo cambios radicales que empiezan en el palco y acaban llevando a la cola del INEM a media plantilla.

Además, resaltaría el papelón del Milan, algo que anticipé hace algo más de un mes que pasaría porque es otro equipo que directamente no se ha planificado, la victoria del CSKA de Juande en la que sus dos extremos Dzagoev y Krasic han marcado (dos futbolistas jóvenes de clase y velocidad, especialmente el ruso aunque el serbio sonó para el Madrid el año pasado), el batacazo del Liverpool frente a una Fiore sobria que puede hacer un papel digno este año, y la suficiencia de un Arsenal que pasito a pasito se ubica en un grupo de relativa facilidad.

Un saludo a todos, un placer escribir para vosotros y no dudéis en participar.

JM Martín

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal