Motivos por los que España no es Escocia

por | 15:23:00
Para alguien que se ha pateado las highlands, que ha vivido el verde norteño del país con más encanto de las islas británicas y que sabe de buena tinta como se vive el fútbol en toda una capital como es Glasgow, la aparente superioridad de los dos equipos más grandes de la Liga y su ubicación en un estrato superior al resto de equipos de este campeonato no le parece razón suficiente para comparar la situación que se da en el fútbol patrio con la que se da en la tierra de William Wallace, la piedra del destino y los kilt sin boxer debajo.



El año pasado surgió la polémica: el aficionado español se enfadaba por ver como la Premier había sobrepasado en importancia y en capacidad de venta a una devaluada Liga en la que, sorpresivamente, teníamos al equipo que mejor fútbol practicaba del continente. Veíamos como tan sólo el mejor Real Madrid de la historia (numéricamente hablando hizo la segunda mejor vuelta que se recuerda) le aguantaba el ritmo al tiempo que el resto de equipos perdían brillo. Y esta temporada nos asustamos al ver que en las 3-4 primeras jornadas todo parece indicar una dinámica similar. Y algunos ya se temen una Scottish Premier League a la española, sustituyendo whisky por tinto de verano, kilts por faldas de volantes y gaitas por guitarras flamencas, y a Celtic y Rangers por Madrid y Barça.

No exageremos.

La superioridad de un grupo reducido de equipos es común a absolutamente todas las ligas europeas de importancia. Tomaré los últimos cinco años como referente: en Italia, las últimas cuatro temporadas el campeón ha sido uno (el Inter de Milán) y ha habido el mismo subcampeón tres veces (A.S.Roma), rompiéndose la tendencia el último año con la Juve como subcampeón. En la Premier, han habido dos equipos repartiéndose los últimos cinco campeonatos (Manchester los últimos tres, Chelsea los dos anteriores) y curiosamente se han turnado en el subcampeonato con la entrada única de oro subcampeón (Arsenal). En el caso de la Premier, el caso es escandaloso: de los últimos 17 campeonatos, atiendan que ONCE han sido conquistados por el mismo equipo (Manchester Utd), con tan sólo tres alternativas (Arsenal, Chelsea y Blackburn Rovers). En dos ligas teóricamente un escalón por debajo, la cosa sigue una tendencia parecida: en la Ligue 1 francesa, el Girondins acaba de romper una racha de 7 campeonatos seguidos del Lyon. En la Bundesliga, tres campeonatos para el Bayern y sí, algo más de variedad con dos alternativas: Wolfsburgo el año pasado y Stuttgart hace dos años.

Evidentemente el brillo de un campeonato no se mide sólo por la variedad de campeones, sino por otros factores como el papel de sus equipos en los torneos UEFA y el potencial de los equipos "medios". Cierto es que en los últimos años sólo han habido dos campeones en la liga española, pero nadie debe olvidar que el Sevilla ha conseguido recientemente el hito de lograr dos Copas UEFA seguidas, que el Barça fue campeón de la Champions recientemente y que el mismo Espanyol logró ser finalista del segundo torneo europeo por excelencia. Cierto es que en el máximo torneo continental no es extraño ver a dos o tres semifinalistas Ingleses, pero creo que debemos atender a la UEFA Cup como buen baremo. En este torneo, sólo se registran dos equipos de estas "primeras ligas europeas" en las finales de los últimos años: Middlesbrough en 2005/2006 y Werder Bremen en la temporada pasada. De los últimos séis campeones, tres fueron españoles (Valencia y Sevilla, este por dos veces), dos rusos (CSKA y Zenit) y el último fue ucranio (Shakhtar).

El potencial de los equipos "medios" también es algo a considerar. Amén de los equipos que tradicionalmente se antojan fuertes (al margen de los clásicos campeones y subcampeones) en la Premier, Calcio, o Liga, (Arsenal, Liverpool, Roma, Milan, Fiorentina, Valencia, Sevilla, Atlético) existen otros que suponen una fuente de animación en las ligas y que acaban equilibrando el nivel de juego. Equipos como Malaga (el año pasado a punto de ser el mejor debutante de la historia de la Liga), Vila-Real (equipo que tradicionalmente es muy competitivo y lleva a cabo un gran fútbol de ataque) o Athletic de Bilbao (equipo que con una filosofía peculiar y auténtica sigue año a año luchando con dignidad y fútbol de ataque) no tienen, bajo mi punto de vista, nada que envidiar a Aston Villa, Tottenham Hotspur o West Ham de la Premier, a Sampdoria, Genoa o Lazio en la Serie A, o Hoffenheim, Hamburgo o Schalke 04 en la Bundesliga. El caso del City de los petrodólares lo dejo a parte por motivos de evidente desigualdad financiera.

Concluyendo: ¿está tan desequilibrada la Liga Española como para temer por un aburrimiento de campeonato? Sinceramente, el fenómeno de dominio desigual de unos pocos se viene dando desde que el fútbol es fútbol. Lo que sí puede pasar, y esto es importante, es que acabe desembocando en una Superliga Europea, pero claro, esto daría para un gran post que quizás me anime un día a redactar.

Tranquilos, que los toros (de momento) no beben whisky ni en la feria de Abril van a ir con kilts. Sólo faltaba.

JM Martín

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal