El modelo Arsenal

por | 17:34:00
Llega el verano y la época de fichajes, pero ya es muy tarde para definir un modelo en la planificación deportiva. Hay pocos clubes en España que tengan un estilo de juego definido: quizá solo FC Barcelona y Athletic de Bilbao. Hay pocos clubes que tengan una dirección deportiva coherente, quizá solo FC Barcelona y Villarreal. Y en este segundo caso me voy a centrar.

El Villarreal estaba hace diez años jugando en tercera y ahora es una alternativa de poder en la élite del fútbol mundial. No quiero repetirme con los argumentos de los medios y que se han convertido en tópicos ya relacionados con el submarino amarillo. Ahora toca analizar el modelo de trabajo que utiliza el equipo castellonense y que tiene como principal pilar a José Manuel Llaneza.



Me declaro fan absoluto de Llaneza, creo que es el único dirigente del fútbol español que ha conseguido instaurar el modelo Arsenal. El modelo que Arsene Wenger consiguió implantar en el equipo inglés y que le ha convertido en el entrenador más reputado del mundo. Wenger logró formar una estructura de club basado en el fichaje de jugadores jóvenes y fijándose, sobretodo, en el mercado francés. ¿Por qué Francia? Porque es el mercado que controla Wenger y sus colaboradores a la perfección, pero no se olvidó de otros mercados como el español e incluso ha llegado a pescar en mercados nórdicos y americanos.

El caso del Villarreal es peculiar. Consiguió traer a Europa a Martín Palermo, a Gustavo Barros Schelotto y a Diego Cagna, cuando eran tres de los pilares de un Boca Juniors campeón de la Libertadores. Logró que Juan Román Riquelme explotase su mejor condición en Europa, fichó a Diego Forlán cuando era infrautilizado en el Manchester United y ha fichado un enorme número de jugadores llegados del continente americano. El modelo Arsenal se repite en amarillo, pero en lugar de franceses, americanos. Y es que la única diferencia es la estructura de la liga inglesa y la posibilidad de tener una liga de desarrollo competitiva que permita la posibilidad de tener un filial potente, algo que en España es imposible porque los filiales no se juegan nada.

Mi gran admiración por Llaneza viene también por la capacidad de reacción. El año pasado se equivocó con el fichaje de Rio Mavuba. El francés no logró adaptarse al club ni a la liga española. Cuando en invierno se abrió la ventana de fichajes no parecía que hubiera una salida fácil para el francés. Pero cuando el Lille se interesó en la cesión del internacional francés y concretó su fichaje, Llaneza salió a la palestra y trajo un fichaje “exótico”: Eguren. Y digo exótico porque era un uruguayo jugando en la liga sueca. Y Eguren fue clave en el subcampeonato del Villarreal la temporada pasada.

Esta temporada ha cambiado el Villarreal, sólo ha anunciado un fichaje: el del ecuatoriano Jefferson Montero y parece que está parado en cuestión de fichajes, pero estoy seguro que el verano va a ser muy largo y que con algo nos sorprenderá el gran José Manuel Llaneza.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal