Entrenadores de leyenda: Miguel Muñoz

por | 11:10:00


Don Miguel Muñoz nació en Madrid en 1922 y antes de entrenador fue un jugador prolífico en partidos jugados y títulos conquistados. Una vez colgadas las botas, allás por 1959 se hizo cargo, previo paso por el filial "Non Plus Ultra", del Real Madrid. Ese fue el gran conjunto que conquistó europa y una vez más lo llevó a la victoria final en su competición predilecta, la Copa de Europa. De esta manera se convertía en la primera persona en ganar el trofeo como jugador y como míster.

Dirigió al Real Madrid durante 13 años y seis meses cosechando multitud de éxitos. Es el entrenador de la transición que va desde el glorioso Madrid de los Di Stéfano, Gento... al llamado Real Madrid "yé-yé" que consiguió la sexta Copa de Europa. Aquí es donde todos señalan que tuvo que tomar la decisión más complicada de su dilatada trayectoria deportiva: "la jubilación del grandioso don Alfredo". Fue su compañero y además era su amigo, haciendo la tarea más complicada si cabe. Por eso, antes de ejecutar, presentó su dimisión como entrenador ante la Junta Directiva. Lógicamente, don Santiago Bernabéu no la acepta. El Madrid pierde la final de la copa de Europa ante el Inter y el fin de semana siguiente el club debe afrontar la semifinal de Copa ante el Atlético de Madrid. Cuentan que, con el pulso firme, pero con lágrimas en los ojos, empieza a escribir en la pizarra los nombres de los quince convocados para el encuentro. Su amigo Alfredo se queda fuera.
A pesar de que la liga doméstica es conseguida sin dificultad se necesita un conjunto que sea capaz de abordar la empresa de conquistar la sexta Copa de Europa, para ello va dando forma a una joven plantilla en la que ya resuenan nombres como Pirri, Amancio, Sanchis, Zoco, Velázquez...hasta que en mayo de 1966 se gana al Partizán en Bruselas y se hace el sueño realidad.
Su punto y final llega en la temporada 1973-74 (la primera liga de Cruyff con el Barça) en la que el conjunto madridista queda octavo en liga y es eliminado por el Ipswich Town en la UEFA. Es el momento de salir después de llenar las vitrinas del equipo de Chamartín.
Una vez fuera del conjunto blanco tiene un periplo con pocos éxitos en el Granada (desciende a segunda división), en el Hercules, en la Unión Deportiva Las Palmas (consigue clasificar al equipo en la 1977-78 para la final de Copa, derrotado por el FC Barcelona) y en el Sevilla. De esta manera se convierte en el entrenador con más partidos dirigidos en Primera División con 599. Este récord quedó batido por Luis Aragonés en 1998.
Sus últimas grandes alegrías las vivió en la selección Nacional. En 1982, después del fracaso en nuestro Mundial, fue nombrado seleccionador y participó en dos fases finales. Eurocopa de Naciones de 1984 y Mundial de México de 1986.
En la Eurocopa casi saboreó de nuevo las mieles del triunfo, sólo una acción de mala suerte de Arconada en la final, le apartó del título ante la anfitriona, Francia.
Durante el Mundial de México se desplegó un gran juego y además se llegó hasta cuartos de final perdiendo en los penales contra Bélgica. Para la memoria de todos quedará aquella maravillosa tarde de Butragueño en Querétaro haciéndole un póker de goles a Dinamarca.
Se retira después de la Eurocopa de Alemania de 1988 en la que España cae eliminada en la fase de grupos.

En 1990, para dolor general, fallece a consecuencia de un accidente en carretera.

Su currículum es el siguiente:

  • 1959-74: Real Madrid (9 ligas, 2 Copas de España, 2 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental)
  • 1969: Seleccionador de España
  • 1975-76: Granada CF
  • 1976-77: Hércules
  • 1977-79: UD Las Palmas
  • 1979-82: Sevilla CF
  • 1982-88: Seleccionador de España (63 partidos con 32 victorias, 16 empates y 15 derrotas)
Sus machadas:

Respecto a Di Stéfano: "Su grandeza es que, con él, tenemos dos jugadores en cada posición"

Eso sí, no voy a olvidar la tan aclamada "flor" de este entrenador tan productivo. Sin duda, esa suerte que le acompañó a lo largo de su vida deportiva se truncó en el accidente que le quitó de este mundo. Un final cruel y doloroso para uno de los mejores entrenadores españoles y que siempre estará en el recuerdo de los aficionados españoles y muy especialmente de los aficionados madridistas. El mejor exponente del señorío que acompañó al Real Madrid de don Santiago Bernabéu.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal