Esa es la cuestión

por | 17:44:00

En nuestra querida liga española estamos entrando en la recta final, donde se decide realmente la clasificación final e incluso ya empiezan a revolotear los maletines, quizás este año menos generosos que en otras ocasiones por culpa de la maldita crisis. Ahora es cuando los equipos deben sacar lo mejor de sí mismos e intentar enmendar en la mayoría casos los errores cometidos. Algunos, tendrán la suerte de poder soñar con cotas más altas de las en un principio marcadas.

Para empezar a analizar hemos de mirar hacia lo más alto: FC Barcelona y Real Madrid. Lo soñado por casi todos y, por otra parte, lo más típico, lo dos grandes de España luchando por el título codo a codo. El primero con una trayectoria soberbia, colosal, extraordinaria, con un juego prácticamente perfecto en plasticidad y efectividad. El segundo con un juego algo dubitativo, serio, rocoso, rácano pero igual de efectivo. Esto hace que su persecución sea implacable y que pueda alcanzar a su acérrimo rival e incluso superarle. De hecho, en condiciones normales, dados los exorbitantes número azulgranas la Liga debería estar decidida pero estos colosos blancos se han conjurado para que no sea así. En fin, nadie le dijo al equipo de Guardiola que iba a ser fácil. Expectantes estamos a esas cuatro jornadas que enfrentan a todos los de arriba y que harán las delicias de los espectadores. Además, para un final todavía más colosal y apoteósico, el conjunto de la ciudad Condal, tendrá su "April-May Madness" particular para caminar del infierno a la gloria o viceversa: enfrentamientos con sus 4 perseguidores en liga, semifinal de Champions con un R. Madrid - FC Barcelona en medio y de Copa del Rey. Todo esto en un mes. Para los más optimistas y con el corazón lo suficientemente fuerte para haber aguantado quedaría una hipotética final de Champions. El triplete, ser o no ser.

Dos escalones más abajo juegan otra liga el resto de competidores. Sevilla parece tener el puesto asegurado en Champions como tercer clasificado. Valencia, Villarreal, Atlético y un sorpresivo Málaga, con permiso del Deportivo de la Coruña se disputarán el honor de poder disfrutar de la máxima competición continental. Trayectorias de "montaña rusa" de los tres primeros les hace imprevisibles aunque en un principio tendría que ser uno de ellos el cuarto clasificado. Los dos puestos siguientes dan acceso a la nueva UEFA Europa League sumados al campeón de Copa del Rey. Este año, con la final por disputarse, esa plaza será para el Athletic Club ya que el otro finalista, el FC Barcelona ya está clasificado automáticamente para la Champions League. Las otras dos plazas se las disputarán los 3 conjuntos que caigan de la lucha por la última plaza de Champions. Ser o no ser.

El siguiente clasificado es el Valladolid, en tierra de nadie, prácticamente con la salvación asegurada y muy lejos para luchar por Europa aunque tendrá un papel destacado como juez para decidir la permanencia de varios equipos ya que se enfrenta en ellos en estas jornadas que quedan.

Y ahora si, de la mitad de la tabla para abajo, problemas, nervios y piernas encogidas para lo que resta de campeonato. Nadar y guardar la ropa será la nota predominante aunque espero que la justicia futbolística, sigo creyendo en ella, haga que conjuntos como Betis, Athletic Club, Sporting y Almería no pasen muchos apuros. Sus apuestas de fútbol suelen ser atractivas y quizás la mala suerte les haya colocado ahí. ¿Habrá estatuas en el Reyno de Navarra, el Ono Estadi y El Sardinero para Camacho, Manzano y Zigic respectivamente?

Sigo mirando la clasificación, miro el calendario y vibro porque veo que casi todas las jornadas hay enfrentamientos directos. Ahí es, donde el hombre, como animal que es, debe hacer valer su instinto de supervivencia y jugárse el todo por el todo, el que más arriesgue más ganará. Los habrá que se agarren a las matemáticas, 42 puntos y trabajo concluido, juraría que menos también van a ser válidos este año.

Algo en contra de los tres colistas: la jornada pasada. Ahí perdieron muchas de sus esperanzas ya que ninguno consiguió la victoria y casi todos sus inmediatos perseguidos sumaron tres puntos. Ser o no ser.

En breve, el final de la historia...
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal