Toco y me voy: Sin torneo en Uruguay

por | 21:47:00
Tengo un buen amigo uruguayo, Quique, bolsilludo hasta las pelotas, como le gusta autodefinirse. Además de los años de amistad que me unen con él, jamás le estaré lo suficientemente agradecido por iniciarme en una de las más pasionales aficiones que hay, la de ser seguidor de Nacional de Montevideo, el Decano del fútbol uruguayo y cuna de grandísimos jugadores de la historia del fútbol, desde Héctor "El Manco" Castro hasta Álvaro "El Chino" Recoba pasando por jugadores de la talla de Rubén "El Principito" Sosa.

Por todo ello, me gusta seguir con la asiduidad que me puedo permitir, como le va al Bolso y la actualidad del fútbol charrúa en general y como entenderéis la noticia de que el Torneo Apertura ha sido suspendido por los incidentes acontecidos en el partido entre Danubio y Nacional (derrota que nos costó el liderato en la duodécima jornada) no me ha alegrado mucho.
Y es que el tema de la violencia en los estadios uruguayos no es algo que me venga de nuevo, ya Quique me contaba trifulcas y altercados hasta en "clásicos" (Peñarol vs. Nacional o Nacional vs. Peñarol) de categorías juveniles. Hasta para él en muchas ocasiones lo que allí pasaba rozaba la locura.

Así que hoy, como es lunes, no puede haber una buena noticia, y con esto hemos desayunado aquí en Europa, con otro torneo manchado por la violencia de los seguidores más extremistas, bandas organizadas que tienen en el fútbol una vía de escape, de blanqueo de dinero y de amparo a actividades delictivas.

Quería escribir una entrada de Nacional esta noche de carácter alegre y con las dosis de historias que me gusta, pero parece que el fútbol en Uruguay se ha parado en homenaje a la vida de Leo Tejera, hermano de Marcelo Tejera (ex de Logroñés, Nacional, Peñarol y Wanderers entre otros) y amigo desde la lejanía gracias a Quique que perdió el partido de su vida, con poco más de treinta años, contra ese duro rival que siempre juega sucio que es el cáncer.
Sin tí no hay ganas de patear un balón, Leo. Allá donde estés te añoramos.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal