Konichiwa guaraní

por | 21:58:00
Ya se han sorteado las previas y la futura composición de grupos de la Copa Libertadores, el torneo más importante a nivel de clubs en Sudamérica (con la participación de equipos méxicanos, que cumplen siempre) en una temporada en la que tendremos una nueva Copa América, en el que Brasil debe defender su título.
Y de eso os vengo a hablar hoy, o mejor, más que de la Copa América que se va a disputar, de una que se disputó hace poco menos de diez años y que guardará para siempre una de las más anécdotas más curiosas del fútbol mundial: la participación de Japón (sí, esa isla perteneciente al continente asiático) como selección invitada.

Esto fue debido a que el siguiente Mundial se celebraría en el país nipón (compartido con Corea) y sirvió para que el gran público conociera a los japoneses y de paso, que éstos se foguearan ante selecciones de bastante más nivel que las de su federación.


La participación fue más que discreta: un empate en la última jornada ante Bolivia (las dos ya eliminadas y seguramente una de las selecciones más flojas de Sudamérica) y derrotas ante Perú y los anfitriones, los paraguayos, que además les golearon por 4-0.
Lo más curioso es que dos de los tres goles de Japón en su histórica participación fueron de Lopes, uno de esos brasileros pioneros en nacionalizarse para jugar con otra selección. El otro tanto fue obra del mítico Kazu Miura (el primer japonés que jugó en el Calcio).

Vengo a recordar todo esto porque Grondona, que se las trae, tiene pensado reenviar una invitación a la Federación Japonesa para que vuelvan a asistir en la Copa América que se celebrará en el país argentino en 2011. El problema de la Copa América es la poca cantidad de países que pueden tomar parte: trece, que hace casi obligatorio que se tenga que llamar a México, la selección más fuerte de la CONCACAF, y que otras selecciones de la misma federación como Estados Unidos, Costa Rica, Honduras o Canadá hayan tenido algún coqueteo en este torneo. Incluso se rumoreó que España podría participar no hace muchos años.

Yo apostaría por una competición continental, hacer una clasificación de cara a una fase final entre CONMEBOL y CONCACAF, si bien es cierto que muchas federaciones de estas zonas no tendrían fondos suficientes para sufragar la clasificación, pero ¿dónde está la FIFA cuando se la necesita?.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal