Y esto no ha hecho más que empezar

por | 22:05:00
Hace casi quince años el Club Deportivo Logroñes, uno de esos equipos simpáticos de la Primera División inició uno de los debacles futbolísticos más duros de la historia de nuestro fútbol hasta llegar a la situación actual, deambulando por las divisiones con menos glamour del balompié nacional.
La última noticia que tuve de este equipo es que sus jugadores, ante la crisis económica que hundía aún más a la institución, había planteado a la directiva comprar el equipo... lo que se calificó como la primera cooperativa futbolística en España.

Este equipo comenzó, como os contaba, hace quince años esta caída batiendo uno de los récords más deshonrosos que puede obtener un equipo profesional. Ser el peor colista de la historia con una vuelta entera sin ganar un solo partido. Vamos, que hablando en plata, en Navidad estaban descendidos (virtualmente).

No es que fueran una banda, daban guerra en muchos partidos, pero no se había armado un equipo para competir en Primera y sus principales figuras (el portero Lopetegui, el lateral izquierdo Romero, el centrocampista Poyatos, el "Tato" Abadía y el goleador Oleg Salenko) habían abandonado el club riojano en busca de seguir creciendo (Barça y Valencia fueron sus destinos).

Sé que todavía es pronto, pero viendo el desastroso arranque liguero del Sporting de Gijón, otro histórico del fútbol español, me ha venido a la mente recordar al Logroñes (cosas del subscosciente, vamos).
Empezó perdiendo en casa contra el Getafe por 1-2, en un partido loquísimo y en el que tuvo el marcador de cara perdió por 4-3 en su visita al Pizjuán, pero los cruces con Barça y Madrid han dejado un carro de goles (13 en contra) por dos tantos a favor.
He querido investigar por un arranque tan negativo pero no he encontrado, en tiempos modernos, algo parecido en nuestro fútbol.

Pero sí que he querido razonar y proyectar un rayo de luz sobre los amigos sportinguistas. El primero es romper una lanza por Manolo Preciado, un luchador y sobre todo un hombre fiel a sus ideas que ha mantenido el bloque (en la medida de los posible) y sobre todo la idea de juego que los llevó al ascenso.
También cabe destacar que el sorteo del calendario ha deparado un auténtico tour de force para los equipos que han de enfrentarse a Getafe (subcampeón de Copa), Sevilla (bicampeón de la UEFA), Barça (Campeón de Europa hace dos años), Madrid (bicampeón de la Liga) y Vila-Real (subcampeón de Liga); por ello, realizar esta etapa de Liga en su inicio no auguraba sacar muchos puntos para un recién ascendido, si bien tampoco presagiaba llevarse tantos goles.
Pero el Sporting, y sobre todo Preciado, ha de inculcar a sus jugadores que (con todos los respetos) la Liga para el equipo gijonés empezará cuando pase su partido contra el Vila-Real. De nada hubiera servido ganar al Barça para luego perder partidos contra Numancia, Málaga u otros equipos que tengan como misión la permanencia.
También es una coletilla muy usada, pero como dijo aquel, mejor perder un partido por 7-1 que no siete partidos por 1-0. Y lo más importante, que sigan creyendo en su idea de juego, salen a ganar el partido y eso es digno de aplauso en cada campo por el que vayan.
Lo decía en mis círculos más íntimos de conversación sobre el Barça, y os lo digo publicamente sobre el Sporting, jugando así, no puede demorarse mucho más la victoria.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal