Futbolistas de Leyenda: Carlos Valderrama

por | 21:56:00
Noche de viernes, noche de mitos. Con motivo del arranque de la Libertadores quería hablar de algún jugador sudamericano de renombre, y creo el protagonista de esta entrada, públicamente reconocido el mejor de la historia de su país, que no ha tenido ese mismo reconocimiento en Europa: "El Pibe" Valderrama.

¿Cómo jugaba Valderrama?

Carlos fue el paradigma de enganche sudámericano de los noventa: rápido, con llegada, mucha personalidad y buen toque de balón. Pero creo que por la virtud futbolística por la que será más recordado es por su capacidad para asistir, mezcla de su excelente visión de juego y de su técnica en la ejecución de los pases: al hueco, al pie, en largo, en corto, con el interior, con el exterior...

Valderrama era un jugador muy inteligente, cuando recibía el balón ya sabía a dónde lo iba a mandar o como se iba a quitar de encima al primer defensor que le fuera a buscar. Como muestra de esto una definición que hicieron de él como "entendió que debía correr el balón, no él".
Y pese a que no poseía la elegancia de otros en su posición, su técnica no le limitaba a la hora de intentar regates estéticos o pases adornados.

Para completar la receta, su llegada. En muchas ocasiones comenzaba la jugada y la terminaba al entrar desde segunda línea para rematar por el centro, ya fuera de cabeza (era un gran saltador) o colocándola lejos del alcance del portero con un suave toque de interior.
Además tendía a formar buenas duplas con los delanteros de los equipos en los que jugó, como si hubiera jugado toda la vida con ellos. Algo impagable en el fútbol de hoy en día.


Clubs

- Millonarios (84)
- Deportivo Cali (del 85 al 87)
- Montpellier (del 88 al 90)
- Real Valladolid (91)
- D. I. Medellín (92)
- Atco. Junior (del 93 al 95)
- Tampa Bay Munity (del 96 al 97 y del 99 al 01)
- Miami Fusion (98)
- Colorado Rapids (del 02 al 04)

Títulos

- 3 Ligas (90, 93, 95)




Quizás el lunar en su carrera fue el no haber pasado por ningún grande del fútbol mundial, y que tampoco estuvo el tiempo suficiente en los que pasó para ser identificado como un símbolo de alguno. A cambio nos ha dejado momentos inolvidables con su selcción.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal