Semifinales de Champions

por | 15:10:00
Grandísimo y emocionantísimo partido el vivido en Anfield.

- Liverpool vs. Chelsea

Muy abierta se presentaba la vuelta de la semifinal inglesa de esta edición de la Champions. El Chelsea partía con una leve ventaja conseguida en su estadio y confiaba en su poderío de contraataque y pegada que ha paseado este año por los campos europeos. El Liverpool, por su parte, sabía que tenía que conseguir marcar sin descuidar su retaguardia.

El partido comenzó con un juego muy físico, como si ambos quisieran amedrentar al rival, a decir ""he venido y a pasar la tarde". Ambos equipos exponían lo que todos esperábamos, el Liverpool un ataque con cabeza, sin querer meter el segundo antes que el primero, el Chelsea espera y resolvía las acometidas pero respondía con pelirgro.

Hasta que a los veinte minutos, en una jugada ensayada made in Benítez, el central Agger remataba sin oposición con un remate pegado al palo e igualaba la eliminatoria.
Tablas de nuevo con tiempo suficiente para que marcara uno u otro, por lo que los minutos siguientes sería claves.
Anfield, que estuvo de sobresaliente, espoleó a su equipo jaleando cada recuperación y aplaudiendo cada jugada ofensiva por muy lejos del gol que estuviera.
Vimos un emocionante duelo entre Mascherano (partidazo) y Gerrard contra Makelele y Lampard (con la ocasional participación de Essien que tuvo que jugar de central y que junto a Mascherano fue el mejor del partido) hasta el descanso.

Tras el parón, ambos equipos salieron como si no huberan hecho ninguna pausa, salvo que la intensidad de las jugadas y la emoción de la eliminatoria crecía por segundos.

Y en este periodo es donde creo que vino el error de Mourinho, quiso y confío en un gol salvador en el último cuarto de hora o romper al Liverpool con hombres frescos en la prorroga. No cambio ni el sistema ni la actitud de su equipo, no supo ver que Drogba estaba más preocupado de simular que de marcar y que Kalou y Cole, pese a que lo intentaban continuamente, no conseguían acercarse con peligro.

En el tiempo suplementario siguio el mismo derroche físico, parecía imposible que esos jugadores llevaran ya una hora y media de alto ritmo. Benítez supo cambiar las piezas justas cuando sustituyó a un fundido Mascherano por Xabi Alonso que podía probar fortuna con su disparo de media y larga distancia o colgando balones al faro ofensivo que es Crouch.
Mourinho por su parte, quito a sus medias puntas (Cole y Kalou) por extremos (Robben y Wright Phillips) buscando abrir el campo y atacar a los supuestamente cansados defensores reds.

Con el mismo resultado llegamos a los penaltys...



.. y una vez más Reina demostró ser un gran portero a la hora de las penas máximas, y ya con la primera parada asustó a los lanzadores siguientes.

Al final, el Liverpool pasó por medio de las penas máximas y ya es finalista, si pasara el Milan, repetiría rival y escenario contra y donde reverdeció sus laureles hace dos años
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal