Escenarios míticos: Stadio San Paolo

por | 0:32:00
Continuando el paseo por ciudades y estadios míticos hoy nos acercamos a Italia, en la temporada en la que, tras los graves incidentes del Catania - Palermo.

Y llegamos a uno de los estadios que esta cerca de cumplir los cincuenta años, que ha sobrevivido a la Segunda Guerra Mundial y en el que se han disputado dos Eurocopas y dos Mundiales, el Stadio San Paolo de Nápoles.

El estadio tiene esa detestable pista de atletismo que hace que el público que no se empape de lo que ocurre en el campo, que no lo contrario, porque la afición del Napoli (club que más gloria ha dado a este estadio) es de esas que siempre está con el equipo, en las buenas y en las malas y ha empujado al equipo siempre.

Y todo esto tiene que ver con el carácter napolitano: alegre, hospitaliario, familiar y pasional. Que además es el reflejo de una de las dos Italias, la proletaria de clase media, media baja, que ve como todo se iguala en el campo, en el San Paolo.
Daba igual que vinieran los equipos de la zona rica de Italia, del norte. Porque en el campo todo se equilibra y "los pobres" podían "ser mejores" que "los ricos".
Y esta situación es lo que hace que la afición se vuelque en el estadio.

Pero si por un partido pasará a la historia del fútbol este estadio es por el emotivísimo Italia - Argentina del Mundial del '90. Os pongo que situación:
semifinal, Italia con un buen equipo capaz de ganar el Mundial en casa, Argentina campeona cuatro años antes y liderada por el ídolo del Napoli Maradona.
Durante el Mundial, los partidos que había disputado en Napoles, habían apoyado a Argentina como si fuera la mísmisima Italia, cosa que Maradona agradecía.

Pero en este partido Italia era lo primero, no había nada ni nadie que pudiera evitar que un italiano se desviviera por apoyar a su selección cuando está tan cerca de llegar al triunfo final. Por eso, para meter presión al rival, durante la entonación del himno argentino, la hinchada napolitana comenzó a silbar y a increpar.
Algo que a Maradona, el ídolo, hirió profundamente.
Por eso cuando la cámara que enfoca a los jugadores entonando el himno llegó a Maradona dedicó a quienes le adoraban y ahora ofendían el famoso:

"Hijos de p**a, hijos de p**a, hijos de p**a..."

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal